Discapacitado roba dos autos y luego de pasear a la policía por toda la ciudad en una persecución huyó en su silla de ruedas

Meses antes había robado una tienda de joyas.

Por Fresia Ramírez

Felix Ward es el nombre de este antihéroe que desafió a la justicia inglesa. El joven de 30 años quedó paralítico en un accidente de tráfico sufrido hace cinco años, pero esto no le impidió robar dos autos y querer darse a la fuga.

El acusado había asistido a una boda en Wolverhampton, ciudad y municipio metropolitano de Midlans Occidental, en Inglaterra.

Aprovechando el evento social, el discapacitado robó una casa en la cercana Willenhall junto a tres cómplices. De ahí habría sustraído dos autos, uno de ellos excelentemente equipado para su condición.

Así es como llevó a la policía inglesa a recorrer las calles de Wolverhampton en una peligrosa persecución automovilística. El resultado fue era de esperar: Ward chocó.

Nada me detiene

Sin embargo eso no achicó el ímpetu del chico y éste intentó huir del lugar sobre su silla de ruedas, siendo ayudado por otro de los antisociales.

La movida no les dio resultado y Ward fue condenado a cuatro años y ocho meses. El medio ingles Metro señala que el juez Dean Kershaw, a cargo de formalizar al joven, fue categórico. "Te has convertido en un criminal profesional y una amenaza para la sociedad", sentenció.

Hace meses el joven había cometido otro crimen al robar joyas por un valor de £ 4.500, es decir cerca de cuatro millones de pesos chilenos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo