El increíble detalle que "se le pasó" a un asesino y que permitió su captura luego de 32 años prófugo

No hay crimen perfecto.

Por Camilo Henríquez

El 26 de octubre de 1985 la Interpol emitió una aviso de “búsqueda y captura” contra un ciudadano italiano acusado de “homicidio doloso”.

La búsqueda se extendió por años, pero ya no había esperanzas de encontrarlo.

Sin embargo, el sujeto, que ahora tiene 70 años, cometió un pequeño error y terminó en manos de la policía española.

El pasado domingo, la policía de Madrid realizaba controles preventivos de tránsito y vio acercarse un auto en el que el conductor iba sin cinturón de seguridad.

Cuando el vehículo se detuvo, los agentes vieron que además del conductor viajaban otras tres personas, una pareja con su hijo, los que también estaban sin el cinturón puesto.

Cuando la policía pidió los documentos de todos los ocupantes, el chofer, visiblemente nervioso, les entregó una carta de identidad y un permiso de conducción italianos.

Al verificar la documentación, los uniformados se percataron que ésta no reaccionaba con la luz ultravioleta y tras comunicarse con la central determinaron que eran falsificados.

El sujeto no sabía cómo reaccionar y finalmente terminó “confesando” su verdadero nombre.

Al buscarlo en la pantalla, la policía vio que tenía orden de captura internacional y que era buscado por un homicidio.

Finalmente, el hombre, del cual no se reveló su identidad, quedó detenido y a la espera de la decisión judicial, ya que en España los crímenes prescriben a los 20 años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo