El notable regalo de una pareja que se puso el parche antes de la herida por si su hija daba “un concierto” con sus llantos durante un vuelo

Genial idea.

Por Camilo Henríquez

Hay que reconocerlo. Cuando estás sentado en el avión a la espera del despegue y observas que entra una pareja con un niño en brazos de inmediato se te vienen a la cabeza los posibles llantos del pequeño que al final te harán el viaje interminable.

“No puede ser” dices para “tus adentros” y lo único que esperas es que, por lo menos, llore despacio.

Eso lo saben muy bien unos padres y por eso se pusieron el parche antes de la herida y le entregaron un notable regalo a los pasajeros.

En una bolsita le dieron a cada uno de los ocupantes del avión que estarían cerca del bebé varios dulces y un par de tapones de oídos.

La bolsa tenía un gran “¡Hola!” y luego venía la “explicación” de la pequeña Lorenza, que les decía que era su primer vuelo.

“Voy a tratar de portarme lo mejor que pueda, pero me disculpo por adelantado si me siento irritable. Mis papás prepararon esta bolsa con dulces y tapones para los oídos en caso de dar un concierto durante el vuelo. Espero que esto ayude a que tu viaje sea un poco más placentero. Gracias”, decía el papel que venía junto al paquete.

“Me morí de amor”, escribió la joven que compartió la historia y que rápidamente se volvió viral.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo