“El infierno no es lo suficientemente bueno para ella”: las desgarradoras palabras de un padre a su ex que “dejó” morir a su hija mientras estaba drogada

La mujer se desmayó en el asiento delantero y el pequeño murió por asfixia en el asiento trasero.

Por Camilo Henríquez

Deanna Joseph fue condenada a 15 años de cárcel por la muerte de su hija de dos años luego de que se desmayara tras estar drogada y borracha en su auto mientras la pequeña fallecía por asfixia.

La investigación demostró que la mujer de 39 años perdió el conocimiento en el asiento delantero del vehículo y que Kayley murió de asfixia posicional mientras estaba en la silla para autos en el asiento trasero.

Joseph se declaró culpable de homicidio en segundo grado, poner en peligro a un menor, posesión de cocaína y de un arma sin un permiso, sin embargo antes le había mentido a la policía indicando que no había consumido drogas ese día, señala NJ.com.

Thomas Freeman, el padre del menor, llegó a la casa que compartía con su pareja y se encontró con la terrible escena.

"Encontré a mi hija muerta en el asiento para el automóvil. No dormí durante días”, señaló en una declaración el desconsolado padre, que además reconoció que regularmente tiene flashbacks sobre el hecho.

En el texto, Freeman aseguró que “cada lágrima de Deanna es una mentira” y que los 15 años de presidido no son suficientes porque “la vida de Kayley valía mucho más que eso”.

“Siento que el infierno no es lo suficientemente bueno para ella”, sentenció Freeman que aún no se explica la trágica muerte de su niña.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo