“Sabía que recibiría esta respuesta”: polémica por carta de funcionarios de la U. Arturo Prat donde reivindican golpiza a J.A.Kast

"Lamentamos que se use el espacio universitario para mantener figuración política y victimización personal", escribieron.

Por Nathaly Lepe

Varios videos circularon la tarde del miércoles en las redes sociales tras la golpiza recibida por el ex candidato presidencial, José Antonio Kast, en la Universidad Arturo Prat.

El ex parlamentario se encontraba de visita en Iquique para dar una charla en el establecimiento educativo cuando fue increpado por manifestantes.

“¡Ándate facho culiao!", le gritaron paradas paso a los golpes.

Este no es el primer problema que tiene Kast en una universidad. Hace poco, el ex candidato acusó ser censurado por parte de la Universidad de Concepción.

A través de Twitter, la golpiza ha sido duramente cuestionada, así como la carta publicada por la Asociación de Funcionarios Académicos de la Universidad Arturo Prat, quienes aseguraron que Kast “sabía que recibiría esa respuesta”.

“Hoy el campus Playa Brava de nuestra Universidad vio alterado su accionar docente debido a la visita no deseada del dirigente de ultra derecha J. A. Kast, quien recibió el repudio de estudiantes, académicos y funcionarios de la UNAP, como también de integrantes del movimiento social local”, comienza el texto.

“Como asociación de Académicos UNAP no permanecemos indiferentes frente a esta provocación de quien sabía que recibiría esta respuesta, puesto que la comunidad universitaria mantiene su lucha por la recuperación plena de la Educación Pública, de la cual el repudiado dirigente político es enemigo acérrimo”, agrega.

“Lamentamos que se use el espacio universitario para mantener figuración política y victimización personal, en especial de quienes caen en la trampa de conceder legitimidad a su visita, olvidando que su accionar, más allá del ámbito educacional, es intolerante y opuesto a todas las reivindicaciones ciudadanas que hoy se expresan en nuestro país”, añade el texto.

“¡¡Qué contradictorio, quien defiende la privatización de la educación concurre a la Universidad Pública y en el mismo auditorio que lleva el nombre del poeta Oscar Hahn, quien sufrió arresto, atropellos y exilio de la dictadura que él defiende!!

Creemos oportuno citar la opinión entregada hoy por el Dr. Haroldo Quinteros, quien frente a estos hechos nos recuerda el principio de Aristóteles (Ética de Nicómaco) en cuanto todo tiene su límite, incluidas las virtudes (“exceso de valentía es temeridad; de prudencia es cobardía; de bondad es debilidad”)”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo