Recibieron una noticia desgarradora, pero terminaron convirtiendo todo en un regalo maravilloso e inolvidable

Lo recordarán por siempre.

Por Camilo Henríquez

Chelsea y Jordan Harper se comprometieron hace más de un año y su boda estaba planificada para varios meses más, sin embargo todo cambió en cuestión de segundos.

Kim Sherwood, la madre de Chelsea fue desahuciada por los médicos y le dieron como máximo un semana de vida, señala Mirror.

La pareja no quiso sumirse en el dolor y decidieron darle un último regalo maravilloso a Kim.

En 48 horas, y con la ayuda de decenas de personas, Chelsea y Jordan organizaron la boda para que Kim compartiera uno de los momentos más trascendentales de sus vidas.

“Significó todo para mí tener a mi madre en mi matrimonio, se supone que tu madre debe estar allí y ayudar a vestirte, y ella fue capaz de hacerlo”, dijo la joven.

El matrimonio se realizó en el hospital en el que Kim estaba internada y hasta las enfermeras y el personal de servicio fueron claves para que se llevara a cabo.

Chelsea aseguró que la ayuda que recibieron fue “abrumadora y maravillosa” y reconoció que no sabe si “alguna vez podré agradecer lo suficiente a cada persona por lo que han hecho por mi familia”.

El esfuerzo de muchos terminó transformándose en una despedida inolvidable, ya que Kim murió apenas 48 horas después de la boda, pero con la alegría de haber compartido con su hija uno de los días más felices de su vida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo