La condición "humana" que científicos descubrieron en las moscas de la fruta: cuando los machos se frustran sexualmente ahogan sus penas en alcohol

"Las moscas macho que se ven privadas sexualmente tienen una mayor motivación para consumir alcohol como una recompensa alternativa", establecieron los especialistas.

Por Nathaly Lepe

Un grupo de científicos de la Universidad Bar-Ilan de Israel buscaba una respuesta sobre la adicción a las sustancias gratificantes. Para ello eligieron como objetos de estudio ejemplares machos de la mosca de la fruta y lo que descubrieron los dejó estupefactos.

En su trabajo, que reproduce el diario inglés The Independent, establecieron que estos insectos presentan algunas conductas que podrían catalogarse como “humanas”.

Lo que más llamó la atención a los especialistas es que descubrieron que las moscas macho disfrutan del sexo, especialmente de la eyaculación y que cuando se frustran en esta materia recurren al alcohol “para ahogar sus penas”.

“Queríamos saber que parte del proceso de apareamiento implica un valor gratificante para las moscas”, explica el doctor Galit Shohat-Ophir, quien fue coautor del estudio.

Por ello analizaron las acciones de cortejo, las feromonas de la hembra y el apareamiento, además de la liberación de esperma y líquido seminal.

Cómo fue el experimento

Los científicos manipularon genéticamente las criaturas con células cerebrales que pueden “encenderse y apagarse” con la luz. De esta manera lograron que las moscas asociaran una luz roja con el momento de la eyaculación y luego con un olor.

Tras ser entrenadas en ambos procesos, los especialistas probaron como la eyaculación afectaba el deseo de alcohol de los insectos y así determinaron que las moscas que eyacularon en más oportunidades y tenían sus cerebros llenos de neuropeptidos tenían menos posibilidades de optar por la “bebida”, situación completamente opuesta a las que se les había impedido eyacular.

"Las moscas macho que se ven privadas sexualmente tienen una mayor motivación para consumir alcohol como una recompensa alternativa", señala Shohat-Ophir, como parte de la conclusión del trabajo.

La investigación fue publicada en la revista Current Biology, donde finalmente establecen que “el sistema de recompensa es una colección de circuitos que refuerzan los comportamientos necesarios para la supervivencia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo