"Ensalada hipster deconstruida": mujer hace escándalo tras almuerzo en restorán y queda en ridículo tras notable explicación

Pese a todo, igual prefiero que no me den una ensalada así.

Por Christian Monzón

"La peor ensalada del mundo". Dawn Williams, una ciudadana inglesa que recorría el barrio de Notting Hill (el mismo donde Julia Roberts se enamoró del librero interpretado por Hugh Grant), quedó en shock cuando vieron el almuerzo que le sirvieron en un restorán libanés.

Ella había escuchado muy buenos comentarios del local, y como estaba de turista en Londres desde su natal Liverpool, decidió que tenía que darle una oportunidad al recinto.

Pero la imagen que tenía se derrumbó cuando vio el plato que le llevaron: una hoja de lechuga, palitos de zanahoria, un tomate entero, dos rábanos y encima de todo, unos cubos de hielo.

"¿Pero que es esto?", seguramente exclamó a si misma la mujer, quien optó mejor por tomar una foto y manifestar su enojo en redes sociales, bautizando el plato como "ensalada Ikea". Sin embargo, los tuiteros prefirieron cambiarle el nombre a "ensalada hipster deconstruida".

Pero todo quedó en nada cuando desde el propio restorán explicaron el asunto, dejando por el suelo el reclamo de la mujer. El gerente del Al Waha señaló que dicho plato es una tradición en los locales más top de El Líbano.

Así era la ensalada:

“La idea es que, como tenemos muchos sabores diferentes, se puede comer un poco de lechuga o un poco de tomate entre platos", afirmó en declaraciones consignadas por La Vanguardia.

Y justamente, la bandeja de verduras y hortalizas sin cortar es algo típico en la mencionada nación. "Se sirve en la mesa esta bandeja cuando los clientes toman el mezze o una variedad de platos para compartir entre varias personas. La bandeja o plato grande lleva un tomate, pepinos, rábano, menta… una variedad de verdura, con los entrantes", detalló uno de los socios del restaurante libanés Karakala en Barcelona, Imar Haddad.

Tras esto, la gente en las redes sociales comenzó a criticar a la mujer, indicándole que si va a comer a un restorán con comida de otro país, lo mínimo es interiorizarse en la cultura de este y en qué consiste la alimentación de dicha zona.

Pese a esto, Dawn finalmente decidió insistir en su reclamo sobre la ensalada cruda que recibió: "¿Sin una tabla de cortar ni un cuchillo? ¿Esperaban que comiéramos la manzana a mordiscos, como si fuera un tomate?", alegó.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo