Dejó morir a su madre en un charco de excremento: tenía quemaduras de orina y no le cambió la ropa durante diez años

La fallecida pesaba tan solo 39 kilos.

Por Dannae Arias

Emma-Jane Kurtz, de 41 años, fue declarada culpable por negligencia deliberada. Esto luego de que dejara morir a su madre “cubierta de pies a cabeza” por su propio excremento, según relató la misma policía a BBC.

El hecho se vivió en 2014 cuando paramédicos extrajeron el cuerpo de su madre quien yacía dentro del hogar. Al llegar al lugar, las autoridades notaron que la difunta estaba sentada sobre un sillón, pero debajo de ella había un socavón de excremento.

Según el juez, su madre, Cecily Kutz, “se dejó podrir”, pues las fotografías tomadas en el lugar de la muerte parecían “de un campo de concentración”.

Otro testimonio que sirvió para esclarecer el caso fue el de los mismos paramédicos, quienes declararon que cuando levantaron el cuerpo, su ropa comenzó a desintegrarse.   La investigación arrojó que la mujer llevaba cinco días fallecida “con la barbilla sobre las rodillas”, por lo que también su rostro estaba lleno de excremento. Pesaba 39 kilos y no se cambió la ropa durante una década.

En palabras de la fiscal a cargo, la madre sufrió “inimaginablemente en condiciones terriblemente sórdidas”, según informa el medio citado.

En tanto, Emily aseguró que veía de tres a cuatro veces en el día a su madre, sin embargo nunca la ayudó. Luego de que se comprobara de que sufre un grado menor de autismo, fue acusada de negligencia en abril de 2017 y recientemente fue condenada a dos años y medio en prisión.

https://twitter.com/ThamesVP/status/989899331229700097

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo