Policía llegó a un departamento tras denuncia por violencia doméstica, pero la pareja estaba en una sesión de bondage y los invitaron a participar

Se escuchaban muchos gritos, pero no era lo que “parecía”.

Por Camilo Henríquez

Un llamado alertó a la policía de Neustadt en Alemania y en poco minutos estaba en un edificio de departamentos.

Según los vecinos, se escuchaban gritos, habían visto a “una mujer semidesnuda siendo maltratada por dos hombres” y por eso hicieron una denuncia por posible violencia doméstica, señala Daily Mail.

Tras golpear la puerta, el dueño el departamento salió a recibirlos, los hizo pasar y les explicó que estaba junto a una pareja en una sesión de bondage.

Al ser consultados, ambos confirmaron la historia de su “profesor”, que estaban ahí “por elección y querían aprender más sobre el arte del Shibari”, una práctica erótica en donde se inmoviliza el cuerpo de la pareja.

Ambos estaban muy interesados en seguir con la sesión, por lo que invitaron a los policías a unirse al juego erótico.

Los uniformados se tomaron con humor la invitación y sacaron un comunicado de prensa que titularon “Cincuenta sombras de Neustadt”, en el que explicaron por qué “rechazaron la oferta” y cómo se había dado toda la situación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo