Robot "flotante, con inteligencia artificial y cara" está realizando pruebas en el espacio

Además de realizar una serie de experimentos, este curioso robot jugará con un cubo Rubik en el espacio.

Por Consuelo Rehbein
Un nuevo robot fue lanzado al espacio, pero esta vez se trata de uno que es inteligente y tiene cara. Se trata de "Cimon". Este particular robot que además flota en el aire, fue enviado a la Estación Espacial Internacional (ISS).

La compañía que lo llevó más allá de nuestra atmósfera es SpaceX, que en lo que será su decimoquinto cargamento a la ISS, incluirá a este pequeño y peculiar robot. Así, un cohete Falcon X será el que se use para dicha carga, llevando además víveres a los astronautas que están viviendo allí y algunos nuevos experimentos y tecnologías para probar en condiciones de microgravedad.

Más sobre este particular tripulante

 

"Cimon" tiene unas dimensiones similares a un balón medicinal o de volleyball, como dicen en The Verge, con 32 centímetros de diámetro y un peso de 5 kilogramos. ¿Su estructura? Está enteramente fabricada por impresión 3D, combinando metal y plástico para su construcción.

k Christian Karrash (jefe de proyecto por parte del DRL) y Till Eisenberg (jefe de proyecto por parte de Airbus) sosteniendo a CIMON. / Captura

Dado que entre sus cometidos está el demostrar que puede existir cooperación entre seres humanos y máquinas inteligentes (es uno de los experimentos), tiene "cara" (una pantalla), "ojos" (dos cámaras, y una adicional para el reconocimiento facial), "orejas" (siete micrófonos) y "boca" (un altavoz).

Así podrá  mostrar contenido a los astronautas y al mismo tiempo registrar material con las cámaras, que pueden usarse para realidad aumentada. Está dotado de sensores ultrasónicos para medir distancias y 14 ventiladores, porque recordemos que se trata de un robot "flotante".

¿Qué hará arriba?

Los experimentos previstos para Cimon cuando esté ya flotando por la ISS incluyen un cubo de Rubik, cristales y un experimento médico en el que el robot hará de cámara flotante.

En cuanto al manejo de Cimon, está pensado para que no requiera las manos de los astronautas, ya que obedecerá instrucciones mediante control por voz, y se dirigirá al astronauta que le hable, pudiendo ejecutar expresiones faciales, moviéndose de manera autónoma.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo