XS y XS Max: los esperados y dignos herederos del décimo iPhone

Tras el lanzamiento de iPhone X el año pasado, muchos "applelovers" se enamoraron de su diseño, pero quedaron con ganas de una versión Plus. Este año Apple renueva esa apuesta con XS Max y hace un gran salto entre X y XS. Nos volvieron a sorprender una vez más.

Por Consuelo Rehbein

Amor a primera vista. Éste pareciera ser el comentario más repetido a la hora de enfrentarse a un nuevo iPhone. Pero Apple siempre ha logrado ser el vencedor indiscutido en esta arista. Con el diseño heredado de su modelo X, hoy 26 de octubre comienza la venta oficial en Chile de sus nuevos iPhone XS y XS Max.

La pregunta de siempre es cuán diferentes logran ser los nuevos dispositivos en comparación a la versión anterior. Y como siempre, en el caso de Apple, vale la pena. Primero, con la llegada de XS Max, la manzana cumple una promesa de su versión anterior. Pues recordemos que iPhone X no tuvo una versión Plus, dejando a los amantes de las grandes pantalla con ganas de contar con un teléfono con el nuevo diseño de Apple. Aunque, en ese entonces, tuvieron al iPhone 8 Plus que igual fue un tremendo equipo.

Más que una pantalla grande 

apileA Ahoa suman un nuevo color oro, muy elegante. / Apple

Sin embargo, y volviendo a las novedades, el XS Max es más que sólo una pantalla grande. Se trata de un equipo más potente, con más pantalla y mejor cámara.

Sobre el diseño, en definitiva es un hermano del X. El exterior es idéntico salvo por pequeños cambios en las antenas. Y bueno, tiene un color nuevo: oro. Disponible tanto para XS Max, como para XS.

Ojo que no se trata de un "oro brillante". No sabemos como, pero Apple de nuevo logró hacer un color elegante y discreto. Si quieres darte una idea de sus dimensiones, XS Max es casi como un iPhone Plus de generaciones anteriores.

Casi igual de alto, apenas más ancho y pesado (208 gramos) pero un poco más delgado. Al ser solo pantalla en su parte frontal, se ve más grande y se aprovecha mejor el espacio.

La potencia de los nuevos buques insignia

Vamos con las características generales. Nos enfrentamos a un equipo con pantalla OLED de 6,5 pulgadas Super Retina HD, que logra una resolución de 2.688 x 1.242 píxeles a 458 ppp. Si no entiendes bien los tecnicismos, te lo decimos así: Si tus ojos ya eran incapaces de notar pixeles, ahora el efecto es casi como tratar de buscar "líneas" en líquido. Imposible.

apple Su chip A12 le da a potencia para poder jugar en realidad aumentada. / Captura

Su corazón es el arma más poderosa. Se trata de un Chip A12 Bionic con arquitectura de 64 bits y 7 nm, Neural Engine. Éste está presente tanto en XS Max como en XS, y por eso, ahora hablaremos de forma paralela de ambos equipos. En cuanto a sus núcleos, el procesador es un Hexa Core. ¿La gráfica? GPU Apple de 4 núcleos.

Nuevamente, llevándolo a términos prácticos, al jugar un videojuego, con esa pantalla y esa potencia, sentirás como si estuvieses al frente de una televisión 4k con una consola de última generación. Sin problema alguno: no existirán retrasos, ni latencias y la imagen será más vívida que nunca.

Completan a estas dos obras de arte 4 GB de Ram y el increíble iOS 12. ¿Almacenamiento? De sobra. Las versiones más amplias contarán con hasta 512 gb, y recuerda que siempre puedes contar con la mágica iCloud.

La evolución de su cámara, ahora más inteligente

Ap La cámara es más potente y realista que nunca. / Getty

En general, los equipos nos presentan lo que esperábamos de Apple: potencia, calidad y diseño. Pero donde realmente nos sorprendieron fue en el apartado de fotografía. Tratando de resumir, pues podríamos escribir solo de esto, la apuesta de la manzana fue aplicar toda la potencia del "Neural Engine" en sus cámaras. Ahora es tamos ante una cámara mas inteligente.

Hubo mejoras de software, hardware, en fin. Todo. primero, contamos con una doble cámara trasera de 12 megapixeles cada una. Una es gran angular y la otra teleobjetivo (f/1.8 y f/2.4). Zoom óptico, grabación 4k y flash de 4 Leds, completan un equipo que da resultados impresionantes.

En el caso de la cámara delantera, nos encontramos con 7 megapixeles, f/2.2, grabación a 1080p, Retina Flash y también video a 1080p. ¿Cómo todo esto se combina para haber mejorado aún más sus fotografías? Son dos elementos clave: un sensor de mayor tamaño y el procesamiento de imagen empujado por el chip A12 Bionic.

Fotografía que se ve y se siente natural

Es el chip de Apple el que permite que el efecto retrato pueda aplicar un bokeh más afinado. Además, permite la variación de profundidad para ajustarla una vez que ya has tomado la foto. ¿Tiempos de fotografía? reducidos hasta ser casi imperceptibles. Algo logrado también gracias al procesador.

Un HDR mejorado y la posibilidad de aplicar modo retrato a los selfies con la cámara TrueDepth, son el broche de oro para esta cámara impresionante. En este aspecto, queremos destacar que las fotos de estos iPhone se ven muy naturales. Otros equipos presentan poderosas cámaras, pero al final, las imágenes parecen en extremo retocadas. Aquí no. El resultado de la imagen no se ve como si hubiese pasado por Photoshop, luce como fotografía profesional instantánea.

Como curiosidad práctica, el chip A12 ahora también permite aplicar los efectos del modo retrato a tiempo real. Iluminación de estudio, efecto blanco y negro, todo. Da lo mismo que tu modelo se esté moviendo un poco, la inteligencia artificial del equipo logra un resultado increíble.

v La batería mejoró en ambas versiones. / Getty

Batería mejorada

La batería fue algo un tanto cuestionado con el iPhone X. Pues bien, XS da 30 minutos más de energía y XS Max hasta 1 hora y 30 minutos más. Ya no tendrás que preocuparte de ese tema.

Tal y como el teléfono anterior, y gracias a su renovado diseño trasero, ambos equipos pueden ser cargados de forma inalámbrica. Y la velocidad de carga, a través de ese sistema, también es más rápida que en su predecesor (comprobado por nosotros mismos).

 

Otros aspectos prácticos 

Por su parte, iOS 12 nos trae una serie de funciones nuevas que brillan en estos equipos, pero de las que hablaremos más adelante. Concentrándonos en los nuevos dos buques insignia de la manzana, podemos decir que nuestra capacidad de asombro cada vez llega a un extremo más potente con Apple. Ambos equipos son dignos herederos de iPhone X y vinieron a mejorar con crecer cualquier duda que pudo habernos quedado con el equipo anterior.

tamaño Sobre el tamaño del equipo, la elección dependerá del uso que le des, el tamaño de tus manos y la comodidad. / Captura

¿La prueba del bolsillo? Claramente XS se acomoda más al bolsillo del pantalón que XS Max, y su diseño suele ser un poco resbaladizo.

Pero tranquilo. Si se cae, es difícil que le pase algo, aunque siempre es recomendable tenerlo protegido con una linda carcaza. Por lo demás, Apple trajo para ellos una gran variedad de accesorios de este tipo, y con varios colores también. tenlo en cuenta.

Si bien, respecto a sus precios nuevamente superan sin temor el millón de pesos chilenos, los equipos cuentan con características que nos hablan de un equipo robusto, poderoso y resistente.

Como dato extra: sus materiales si son muchísimo más resistentes que el iPhone X.

¿Qué nota le ponemos? Bueno, no llevamos mucho tiempo con él en las manos, pero podríamos decir que se perfila como alumno estrella de su clase. Ambos hermanos. ¡Bienvenidos XS y XS Max!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo