Los impuestos: ¿cuáles son los que se pagan en Chile?

En Chile existen diferentes tipos de tributos, directos e indirectos, dependiendo del tipo de contribuyente o el tipo de ingresos percibidos.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Publimetro

Para poder sustentar las iniciativas que implica el crecimiento de un país y financiar todos los programas sociales que tienen que ver con salud, educación y vivienda, el Estado debe aplicar impuestos a sus ciudadanos, ya sea de carácter individual como empresarial.

Aunque hay algunos tributos que son de tipo general, hay otros que sólo afectan a determinados contribuyentes.

En Chile, el encargado de esta materia es el Servicio de Impuestos Internos, que sólo oficia como recaudador, porque es la Tesorería General de la República la entidad que se encarga de administrarlos, junto con el resto de los recursos que percibe el fisco.

¿Cuáles son los diferentes tipos de impuestos en Chile?

El sistema tributario chileno contempla dos tipos de impuestos: directos e indirectos. Los primeros son los que tienen que ver con la capacidad económica de las empresas y de las personas directamente, mientras que los segundos se aplican sobre los bienes, servicios y transacciones.

1 Impuestos directos

Impuesto a la Renta de Primera Categoría. Es el tributo que grava las rentas que provienen del capital de empresas comerciales, servicios, industriales, mineros, etc. Desde 2019, este tributo se aplica con una tasa del 27%.

Impuesto Único de Segunda Categoría. Se aplica solamente a los trabajadores dependientes y es descontado mes a mes del sueldo del trabajador.

Impuesto Global Complementario. Afecta a las personas naturales residentes en Chile. Es de carácter anual y se aplica a aquellos contribuyentes que tengan rentas netas globales superiores a 13,5 Unidades Tributarias Anuales (UTA) ($8.209.188, al valor actual).

  1. Impuestos indirectos

Impuesto a las Ventas y Servicios (IVA). De los diferentes tipos de impuestos existentes, éste es el de mayor rendimiento tributario, porque grava la mayor parte de las ventas de bienes y prestaciones de servicios. Su tasa es del 19%.

Impuesto a los Productos Suntuarios. Se aplica sobre las importaciones de productos de lujo tales como oro, joyas, material de pirotecnia -entre otros-, y se paga junto con el IVA.

Impuesto al Comercio Exterior. Se cobra sobre las importaciones y es recaudado y fiscalizado por el Servicio Nacional de Aduanas. En este caso, el IVA se calcula sobre el valor CIF (costo de los bienes + prima del seguro + flete de traslado) más el derecho ad valorem (6%).

Además de los anteriores, la lista de impuestos indirectos se completa con el tributo a las bebidas alcohólicas, analcohólicas y productos similares; a los tabacos; a los combustibles y el que grava los actos jurídicos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo