logo
Estilo de Vida
/ shutterstock
Estilo de Vida 15/03/2021

Disfunción eréctil: cuatro alimentos debes consumir para reducir el riesgo

Expertos realizaron una investigación y se comparo los regímenes dietéticos y su relación directa a la disfunción eréctil.

Por : Fayerwayer / Alberto Sandoval

Una buena alimentación es mucho más de la mitad del camino, en la vía hacia un cuerpo saludable. Es incluso, según los científicos, más importante que la actividad física misma. Sin embargo, hay que abandonar el sedentarismo para completar el camino hacia el goce de una buena salud. Un reciente estudio determinó que hay otra razón para respetar los hábitos alimenticios. Se trata de reducir el riesgo de sufrir de disfunción eréctil, la enfermedad temida de los hombres.

Esta investigación a cargo de científicos de la Universidad de California, en San Francisco, aborda de manera los hábitos alimenticios de los hombres. Entonces separa cuatro alimentos en específico que disminuya el riesgo de disfunción eréctil. Se trata de una dieta a base de muchas frutasverdurasnueces y pescado. Simple, no?

En consecuencia, la comparación se hizo con respecto a los que consumen las llamadas “grasas malas”. Estas mismas son las provenientes de mantequillas o carnes rojas procesadas, por ejemplo. Además este ejemplo se relaciona con las enfermedades cardiovasculares. Las mismas también tiene una incidencia en el desempeño de los hombres en el dormitorio, reseñó Daily Mail.

La motivación para alejar la disfunción eréctil

Aseguran los investigadores que la disfunción eréctil a temprana edad es uno de los síntomas de enfermedades cardiovasculares. Entonces una buena alimentación podría ser un motivador no sólo para mejorar el desempeño sexual, sino la vida en general.

“Los hombres pueden estar motivados para adoptar un patrón dietético saludable si reduce el riesgo de disfunción eréctil”, expresa el artículo que reseña el portal antes citado.

Así que ya sabes, si quieres alejar la disfunción eréctil de tu vida de forma definitiva, debes bajar el consumo de carnes y lácteos, y aumenta la ingesta de frutasverdurasnueces y pescado. Y de esta forma, reducir también el riesgo de enfermedades cardiovasculares.