logo
Estilo de Vida
/ Archivo / Archivo
Estilo de Vida 02/04/2021

Ojo con los huevitos: ¿Cómo evitar que aparezcan aftas por comer mucho chocolate?

A pocos días de que “el conejito” pase por las casas, no está demás tener en cuenta algunos consejos.

El encierro de las cuarentenas, el estrés del momento y otros factores como la ingesta de ciertos alimentos nos predisponen a desarrollar las desagradables aftas. Estas lesiones bucales generan incomodidad y dolor. 

¡Ten cuidado con los huevitos de Pascua! La ingesta excesiva de chocolate puede generar aftas bucales.

La causa de aparición hasta hoy desconocida. Pero si se sabe existen muchos factores asociados con su aparición. Por eso, se le atribuye una causa multifactorial. ¿Como cuáles? El trauma en la mucosa oral, el estrés, reacciones a determinados alimentos, déficit de algunos nutrientes, entre otros. 

¿Cómo tratar las aftas?

El tratamiento va estar asociado a la causa de las aftas. Hoy existen en el mercado dispositivos médicos a base de ácido hialurónico como Gengigel, un dispositivo médico, natural inocuo, sin efectos secundarios que se aplica en la zona de la lesión y actúa como barrera protectora, muco adhiriéndose a la lesión.

Archivo

También se recomienda, evitar los alimentos que pudieron desencadenar la reacción durante un tiempo.

¿Como consumir chocolates de manera segura?

La idea es que puedas disfrutar de los huevitos de Pascua sin la aparición de estas lesiones. Como medidas generales la Dra. Maria de los Ángeles Asiain, cirujano dentista del Servicio de Salud Metropolitano Central recomienda:  

  • Llevar un control en la cantidad de chocolate que se consume, no es lo mismo 1 chocolate a 10 de una vez.  
  • Procurar comerlo en la ocasión adecuada, ejemplo después de almuerzo como postre y posteriormente realizar cepillado de dientes. 
  • Otra sugerencia es el consumo de chocolates sin azúcar o modificar el chocolate por alimentos más saludables incorporando frutas y verduras a la celebración (zanahorias, apio, manzana, etc.) 

De todas formas, cuando son pacientes que son muy susceptibles al desarrollo de aftas (menores o mayores) se sugiere evitar el consumo, para prevenir la aparición de estas. 

En el caso de tratamientos locales se prescribe el uso de anestésicos, antisépticos y analgésicos tópicos en pacientes mayores a 6 años.

Indicando su uso principalmente asociado a las comidas, para garantizar el bienestar físico y alivio del dolor, con el fin de restablecer una adecuada alimentación. En casos más complejos se indica en uso de corticoides u otros. Recuerde siempre consultar con un médico especialista y evite la automedicación.