logo
Estilo de Vida
 /
Estilo de Vida 19/04/2021

El reciclaje: la importancia de una segunda oportunidad

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir residuos en nuevos productos o en materia prima para su posterior utilización. Ello permite evitar que sean desechados y de ese modo contaminen el planeta.


Según las definiciones de reciclar, un objeto que ha sido usado no se desecha sino que, por el contrario, vuelve a ser útil gracias a un proceso de renovación.

En otras palabras, tiene una segunda oportunidad, es decir, una nueva vida.
Pero la importancia que este acto implica para nuestro planeta es significativa, ya que la reutilización de objetos de distinto tipo, ya sea manteniendo su esencia o transformándose en uno diferente, impide que estos sean desechados y, por consiguiente, contribuyan a la contaminación de la Tierra.


Según los entendidos en la materia, casi todos los elementos que están cercanos a nosotros pueden ser reciclados, aunque algunos de ellos no pueden serlo, ya sea porque son tóxicos o porque su composición los hace demasiado descartables.


Entre las ventajas del reciclaje hay que destacar que este contribuye a evitar el deterioro del planeta por sobreproducción. La destrucción de gran cantidad de bosques o el deterioro progresivo de la capa de ozono ocurren fundamentalmente por la intención de producir muy por encima de las necesidades de las personas. El reciclaje es una suerte de salida a esa situación, y permitiría ahorrar gran cantidad de la energía que se utiliza para esos fines.


Existen diversas iniciativas para fomentar el reciclaje. Desde hace unos años se han instalado en los barrios contenedores para que la gente deposite allí ciertos desechos que pueden ser reciclados, en especial las botellas de vidrio. Pero hoy, al ampliarse el universo de productos que pueden ser reutilizados, también se han diversificado estos contenedores, al punto de establecer colores para diferenciar los elementos derivados al reciclaje.


Los colores del reciclaje básicos son estos:


Azul:
En este contenedor se debe depositar todo tipo de papeles y cartones, como cajas, periódicos, revistas, papeles de envolver o folletos publicitarios.


Amarillo: Estos sirven para depositar todo tipo de envases y productos fabricados con plásticos, como botellas, envases de alimentación o bolsas, lo mismo que latas de conservas y de refrescos.


Verde: Aquí se depositan envases de vidrio, como las botellas de bebidas alcohólicas.


Rojo: Aunque poco habituales, son muy útiles y son para almacenar desechos peligrosos como baterías, pilas, insecticidas, aceites, aerosoles, o productos tecnológicos.


Gris: En los contenedores de color gris se deposita principalmente materia biodegradable.


Naranja: Estos se utilizan exclusivamente para material orgánico, aunque su presencia es muy escasa y por ello pueden ser reemplazados por el gris.

El impulso de la ley de Reciclaje

Este nuevo reglamento impulsado por el Ministerio del Medio Ambiente obliga a las empresas a implementar lo que se denomina el “camión del reciclaje” que pasará, puerta a puerta, recolectando envases de vidrio, plástico, metal, cartón para bebidas, papeles y cartón en general.


La ministra Carolina Schmidt señala al respecto que esta ley permitirá cambiar la forma en que se recicla en Chile. “Esto permitirá aumentar con fuerza las tasas de recolección y valorización de millones de envases plásticos, de vidrio, metales, cartón para líquidos y papeles y cartones. Establecimos que las empresas deberán implementar un sistema de recolección puerta a puerta, es decir, pasará el camión del reciclaje lo que nos permitirá masificar y democratizar este servicio”.


Este decreto obliga a las empresas que ponen en el mercado productos envasados a que, organizadas en un sistema de gestión, se hagan cargo de la recolección y reciclaje de ellos, estableciendo metas diferenciadas por material.


El objetivo a nivel país es pasar del actual 12,5% de reciclaje de envases y embalajes domiciliarios a un 60% de estos elementos en el mediano plazo, equivalente a los países desarrollados.

El reciclaje a domicilio


Producto de la emergencia sanitaria por el covid-19 la mayoría de los puntos limpios y verdes han estado cerrados, provocando una fuerte disminución en las tasas de reciclaje domiciliario. Por ello, el Ministerio del Medio Ambiente, en conjunto con la Asociación Nacional de Recicladores de Chile, lanzaron reciclaencasa.mma.gob.cl plataforma que une a la ciudadanía con los recicladores de base cercanos, quienes pueden retirar directo desde la casa los envases y llevarlos a una planta de reciclaje.

“El mundo vive momentos difíciles producto del coronavirus, pero debemos redoblar nuestros esfuerzos por ser más sustentables y, desde nuestras casas, no podemos dejar de reciclar. Con el lanzamiento de reciclaencasa.mma.gob.cl queremos facilitar la tarea a los ciudadanos y entregar una opción segura de trabajo a los recicladores de base, profundamente afectados por la pandemia”, sostiene la ministra Schmidt.