Apostar por la precordillera

Comunas como Peñalolén, La Florida, Puente Alto y Macul presentan hoy una interesante oferta inmobiliaria, y forman parte de una precordillera que continúa creciendo. Cabe entonces preguntarse, ¿hasta dónde llegará la ciudad?

Por Isabel Pinto

Por: Valeska Silva Pohl

En materia de viviendas, la oferta en la Región Metropolitana es amplia y variada. Si en comunas como Estación Central y Santiago Centro priman edificios de 1 y 2 dormitorios –fundamentalmente pensados para profesionales jóvenes y familias pequeñas– en los sectores más alejados del centro se concentra una disponibilidad de casas y departamentos de mayor tamaño, pensadas en familias más numerosas. Este es el caso que se da en los sectores precordilleranos de la capital, en comunas como Macul, Puente Alto, La Florida y Peñalolén, que presentan alternativas atractivas y novedosas.

En términos generales, el desarrollo y crecimiento de la ciudad –construcción de viviendas, equipamiento, áreas verdes y vialidad– está regulado por los Instrumentos de Planificación Territorial. En el caso de la Región Metropolitana (RM), ésta se encuentra regulada por este tipo de instrumento a varias escalas.

Cota mil

En el ámbito intercomunal, la RM se encuentra normada por el Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS), el cual establece varias condicionantes urbanas, entre las cuales se encuentra la definición del límite de extensión urbana y las áreas de riesgo (de origen natural). La primera establece “hasta dónde” la ciudad puede crecer, y la segunda identifica  áreas de riesgo, con el propósito de definir sectores potencialmente peligrosos para el asentamiento humano.

De acuerdo a lo que nos informan desde la Seremi Metropolitana de Vivienda y Urbanismo, el PRMS establece que el límite del crecimiento urbano es hasta la cota 1.000. Sobre esa cota se convierte en área rural –definida como Área de Preservación Ecológica– la cual establece condicionantes para limitar al máximo el crecimiento urbano. Este instrumento también define para el sector precordillerano diversas áreas de riesgo, donde destacan las fajas de riesgo por quebradas y las áreas de remoción en masa, donde básicamente no se puede construir ni tampoco emplazar actividades con permanencia prolongada de personas.

Los Planes Reguladores Comunales (PRC) tienen la obligación de acatar las disposiciones del PRMS, especialmente de las condiciones antes mencionadas. Así de manera paulatina desde 1994

–año en que entró en vigencia el PRMS– las comunas de Las Condes, La Reina, Peñalolén, La Florida y Puente Alto han actualizado sus instrumentos, agregando áreas urbanas hasta el límite definido, como también han debido recoger las áreas de riesgo de quebradas y de remoción en masa, precisándolas y ajustándolas a la escala local. Sin embargo, es importante señalar que los planes reguladores comunales también tienen atribuciones para definir y establecer nuevas áreas de riesgo.

Dentro de las comunas precordilleranas, actualmente la de Peñalolén se encuentra tramitando una modificación a su plan, de acuerdo a lo informado por la Seremi de Vivienda y Urbanismo. “Precisamente con el objetivo de incorporar áreas urbanas hasta el límite de extensión urbana, definiendo normas urbanísticas que buscan detener el impacto de los grandes desarrollos inmobiliarios, limitando las alturas de edificación hasta un máximo de 4 pisos y con densidades hasta 300 Hab/ha, normando así los últimos sectores que aún quedaban sin planificar a la escala local, en la precordillera de Santiago”.

Algunos proyectos en la precordillera

Este sector de la capital se destaca por un paisaje rodeado de naturaleza, buena conectividad con el centro y el resto de la ciudad, disponibilidad de todos los servicios básicos y de comercio, además de la posibilidad de contar con mayor cantidad de metros cuadrados y áreas verdes y de recreación. Son estas las principales razones por las que las familias las elijen para vivir.

Santa María del Peñón es un proyecto de casas desarrollado por Inmobiliaria Brotec-Icafal en Puente Alto, “con una ubicación privilegiada porque además de estar emplazado en un entorno natural, se encuentra cercano a Mall Plaza Tobalaba, colegios, supermercados y servicios” asegura Emmanuel Román, gerente del proyecto.

Para el ejecutivo, ésta es una de las comunas con mayor proyección y potencial dentro de la zona precordillerana, “pues aún hay terrenos disponibles por desarrollar. Es un sector privilegiado, porque además cuenta con todo lo necesario para vivir cómodamente”. En este  caso se trata de cinco modelos de casas con superficies que van desde los 95 hasta los 137 m2, de 3 y 4 dormitorios. Destaca su vista privilegiada hacia los cerros y la ciudad.

Inmobiliaria Manquehue, por su parte, es la responsable de “Cumbres del Peñón”, proyecto que se ubica dentro de Hacienda El Peñón, también en la comuna de Puente Alto. La iniciativa comprende el desarrollo de 324 viviendas en varias etapas, que destacan por un alto estándar constructivo y su moderna urbanización subterránea. El proyecto es parte de un proceso de expansión de la inmobiliaria “que busca impulsar a largo plazo barrios residenciales de alto estándar en construcción e incorporando una cantidad importante de áreas verdes, plazas y juegos infantiles para el mejoramiento de la calidad de vida de los residentes”, destaca Juan Enrique Nestler, gerente de desarrollo de Inmobiliaria Manquehue.

La primera etapa de “Cumbres del Peñón” involucra 90 viviendas en condominio y en loteo abierto, con valores desde 5.098 UF, en modelos de casas chilenas y mediterráneas de 3 dormitorios, en superficies que van desde los 109 a los 139 m2. Entre sus principales innovaciones destacan sus configuraciones flexibles, es decir, con dormitorios principales en el primer o segundo piso, con sala de estar o amplios family room, alternativas que buscan atender a las necesidades particulares de cada familia.

A esta tranquilidad se suma la gran variedad de servicios cercanos al proyecto, como supermercados, locales de comida, farmacias, Punto Limpio de reciclaje, colegios, centros médicos, cine y el Mall Plaza Tobalaba.

Altomacul y Altavista son los proyectos  de Inmobiliaria Sinergia, ubicados en Alto Macul, un barrio que goza de tranquilidad y una vista “envidiable a Santiago”. Este lugar se ubica en una zona precordillerana a pocos minutos de la intersección entre Tobalaba y Quilín, con amplias calles y avenidas, plazas interiores, jardín infantil e incluso un colegio como parte del proyecto.

En el caso de Altomacul son 5 modelos de casas, que van desde los 105 hasta los 182 m, con terrenos desde 290 m aproximadamente. El proyecto posee además una gran reserva ecológica única en la zona de 140 hectáreas, con senderos para caminatas y mountainbike. Altavista, en tanto, es un condominio privado con edificios de 4 y 8 pisos. Cuentan con 2 y 3 departamentos por piso, de 53 a 130 m2, con terrazas y quinchos incorporados. Son exclusivos departamentos que cuentan con todas las comodidades de una casa en un departamento, y que combinan una ubicación privilegiada con una gran vista de la ciudad.

En la comuna de Peñalolén, Edificio El Embalse es el proyecto de Inmobiliaria El Embalse Spa, quienes lo definen como “el lugar ideal para vivir, a los pies de la cordillera, con una vista privilegiada y enmarcado por las nuevas y modernas urbanizaciones de la comuna”.

Con departamentos que van de 2 a 4 dormitorios y construcción de 108 a 133 metros cuadrados, destaca su fácil conectividad con la principales avenidas que la separan del resto de la ciudad; este proyecto se transforma en un área natural, atmósfera ideal para vivir en familia. Sus destacadas vistas y arquitectura prevalecen con una excelente distribución y el máximo aprovechamiento de los espacios, lo que permite obtener espacios más amplios, luminosos y funcionales para la familia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo