Intercontinental Santiago Hotel: Inspiración cosmopolita

Remodelaron el lobby, la “primera impresión” de este reconocido hotel, demostrando que no se necesitan cambios estructurales para dar nuevos aires a un espacio. sólo un nuevo estilo.

Por Isabel Pinto

 

Remodelaron el lobby, la “primera impresión” de este reconocido hotel, demostrando que no se necesitan cambios estructurales para dar nuevos aires a un espacio. sólo un nuevo estilo.

Por: Carla Ingus.

El lobby del Intercontinental Santiago Hotel siempre tuvo un estilo clásico, hasta que su actual remodelación refleja la intención de dar calidez y comodidad. Entre las novedades, el bar y la terraza se unieron al pasillo principal junto a la cafetería, con el objetivo de hacerlos más prácticos y de fácil acceso. La luz natural es otro aspecto que se quiso potenciar; no fue una remodelación estructural, sin embargo, el diseño interior marca una diferencia sustancial en lo que este espacio transmite.

“El lobby es la puerta de entrada a un hotel, de allí la importancia que tiene este proyecto. Para el del InterContinental Santiago pensamos en generar un ambiente cálido, ya que originalmente tenía gran abundancia de mármol y espejos, lo que le confería una imagen más bien fría. La idea fue potenciar el gran valor espacial que tiene el lugar, incorporando materiales nobles como la madera, los muros hidropónicos verticales y algunos detalles metálicos en tonalidades bronce oscuro, que le den un carácter más cálido y sofisticado. La paleta de colores se basa principalmente en los tonos naturales de los materiales, donde predomina la presencia del Travertino existente. Sobre esta base se incorporaron los colores cálidos de la madera de nogal, con variados acentos verdes propios del muro vegetal, además de algunos elementos escultóricos metálicos en colores cobrizos que contrastan y aportan brillo al total de la composición, además de hacer una clara referencia local”, señala el gerente general, Gustavo Aizen.

La propuesta se inspira en el Santiago moderno, vale decir, un ambiente cosmopolita y global, dotándolo de un renovado espacio de lenguaje contemporáneo en donde el diseño aporta calidez, frescura y vanguardia. Funcionalmente no solo sirve como lobby propiamente tal de dos torres de habitaciones –de allí su extensión– sino que cohesiona varias actividades propias del hotel, como la recepción, el restaurante Terranee, el bar, y varias áreas de estar que sirven tanto para el trabajo como para el relax para los huéspedes.

Se incorporaron materiales nobles como la madera, los muros hidropónicos verticales y algunos detalles metálicos en tonalidades a fin de dar mayor calidez.

Espacios unidos que permitan un uso práctico de parte de los huéspedes e iluminación natural, es otro de los focos de la remodelación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo