"No" la película repetida

No hay técnico de selección que aguante con los constantes lloriqueos del colega que dirige al club con la mayor cantidad de seleccionados.

Por

Imagen foto_0000000220120829103722.jpg

No existe defensa ni planteamiento táctico que resista tal cantidad de autogoles y, para empeorar las cosas, consecutivos.

No hay estructura que aguante sólida cuando los mismos que la sostienen (jugadores, dirigentes y técnicos) se dedican a bombardearla cada vez que llega el tiempo de ponerla a prueba.

No es posible sacar provecho de una generación repleta de talento cuando ese grupo, al momento de entrar a competir, se autoflagela con indisciplinas, decisiones erradas y absoluta carencia de tino.

No se puede aspirar a vencer al competidor que está al otro lado de la cancha, sin antes espantar a los enemigos que pululan en el propio camarín.

No hay cómo generar crecimiento en un equipo, más allá del resultado circunstancial de los novena minutos, si en Pinto Durán asumieron como normal incendiar la concentración en cada previa de un duelo clasificatorio.

No podemos soñar con un medio futbolístico más profesional si la calendarización y estructura de nuestros torneos sólo responde al interés económico de los dirigentes.

No hay técnico de selección en el mundo que aguante, y pueda convivir tranquilamente, con los constantes lloriqueos y quejas del colega que dirige al club con la mayor cantidad de seleccionados de un país.

No existe opción de sanidad mental en la banca de la Roja. Pasamos de un loco intransigente a un sensible temperamental.

No parece un exceso pedirle a la Anfp que deje de dispararse en los pies.

No sería malo exigirles a algunos dirigentes de clubes que limiten su actitud de patrón de fundo a sus propios dominios, no a los de todo el fútbol nacional.

No hay caso con los que han eternizado el luto. Antes aplaudían cualquier decisión desde la banca catalogándola como sinónimo de seriedad. Hoy la critican porque la tildan de capricho, aunque sea la misma.

No entendiendo para qué compran y compran jugadores si al final juegan, y funden, siempre a los mismos y alegan para ocuparlos incluso en amistosos de poca monta al otro lado del mundo.

No da para más la poca tranquilidad que ha tenido la Selección en cada fecha del proceso clasificatorio. Urge que de una vez por todas cada cuál cumpla su función y se acabe el payaseo.
No resiste análisis lógico la actitud de víctima permanente que ha adquirido Claudio Borghi en el último tiempo.

No podemos extrañarnos de las quejas y alegatos permanentes de Sampaoli. El éxito, sobre todo cuando se saborea por primera vez, ciega y empodera a límites absurdos.

No hay que extrañarse tampoco con las sobre reacciones de Borghi. Muchas veces el Bichi parece más preocupado de lo que dice de él el medio antes de lo realmente importante: su trabajo en Pinto Durán.

No hay grandeza. No hay madurez. No se aprecia generosidad. No vemos a todos remando para el mismo lado y, lo más lamentable, no hay novedad en el guión de esta película: cada vez que llega un duelo de la Selección llega también un escándalo.

No hay caso. Parece que nunca aprenderemos….

Y ahora ¿cómo entramos contra Colombia?

Tras el lío de Yuraszeck y Jadue y la desafección de Rojas, Aránguiz, González y Mena de la convocatoria, vuelve a cambiar la baraja de cartas con las que contará Borghi para el duelo ante Colombia.

Los regresos de los castigados Beausejour y Jara alivianan en algo el panorama, sin embargo la salida de los cuatro azules, todos con pinta de titular de cara al duelo del 11 de septiembre, obligará al Bichi a mover varias piezas.

Las nominaciones de Hans Martínez, Yerson Opazo y Matías Campos Toro no dan para pensar que alguno del trío será titular. Por lo que viendo lo que se tiene y asumiendo que Borghi no cambiará su modelo, todo indica que ante Falcao y compañía Chile debería entrar con Bravo en el arco. Vidal como líbero. Marcos González y Jara en el rol de stoppers. Gary Medel junto a Marcelo Díaz en la contención. Beausejour como carrilero por la izquierda. Matías Fernández en la creación y Humberto Suazo junto a Alexis Sánchez en ataque.

¿Falta uno? Sí, el carrilero por la derecha. ¿Las opciones? Una milagrosa puesta punto de Mauricio Isla (foto) tras la lesión o confirmar al especialista Luis Pedro Figueroa, quien sumó minutos ante Venezuela en la última fecha.

Suben

Opazo, Martínez y Campos Toro
Por nivel personal, momento físico o continuidad competitiva no tenían por dónde entrar a una convocatoria de la Selección. Hoy son parte del plantel de La Roja para el duelo clave ante Colombia.

Baja

Felipe Correa
Sea cuál sea la verdad del polémico acuerdo que e la ANFP niegan y en Azul Azul afirman, lo cierto es que el Gerente de Selecciones Nacionales, quedó al medio del conflicto entre Jadue, Yuraszeck, Borghi y Sampaoli.