Arqueros goleados (II)

Toda la semana estuve dando explicaciones por mi anterior columna (Arqueros goleados). De partida, los lectores ignoran la tiranía del espacio.

Por

Imagen foto_0000000120120903100629.jpgToda la semana estuve dando explicaciones por mi anterior columna (Arqueros goleados). De partida, los lectores ignoran la tiranía del espacio. Algunos no repararon en que hice hincapié en que se trataba de goleadas que acudían a la memoria y que no se trataba de hurgar en la estadística completa. Otros sacaban a colación victorias expresivas de sus equipos favoritos, pero no sabían el nombre del arquero goleado, que era el título de la nota.

Fulano argumentaba que no aparecían todos los autores de los tantos; Mengano, que no incluí el 5-0 de tal día y Perengano, que no siempre el portero es el culpable de las caídas. Para no alcanzar el tamaño de la guía de teléfonos, me limité a destacar a quienes habían convertido tres tantos o más, y a citar contrastes de seis goles para arriba. Y por supuesto que en ocasiones el arquero es inocente en la boleta recibida.

En el café, un caballero de edad me reprochó que no había mencionado ninguna goleada de Magallanes, triple campeón en los albores del profesionalismo y cuyo fútbol le valió el bautizo de “Academia”. Claro, en 1934 los albicelestes derrotaron 14-1 a Santiago National, 11-0 a Morning Star y 8-0 a Deportivo Alemán; en 1935, 7-3 a Badminton, y en 1938, 7-4 a Badminton, 6-2 a Colo Colo y 6-3 a Santiago Morning.

Otro señor veterano me dijo que faltaban goleadas de Colo Colo. Ahí hay harto paño que cortar: el Cacique registra 6-1 a Carlos Walker (1934); 6-2 a Santiago Morning (1936); en 1937, 7-2 a Badminton, y 7-2 a Audax Italiano; en 1938, 7-6 y 7-2 a Badminton, y 7-4 a Santiago Morning; en 1939, 7-1 a Audax Italiano; 9-1 a Magallanes; 8-2 a Green Cross y 7-0 a Badminton; en 1941, 6-3 a Santiago National; en 1942, 6-1 a Green Cross y en 1944, 9-3 a Santiago National.

Quienes se han quejado, olvidaron a los arqueros batidos y la cancha en que se produjeron los resultados: Campos de Sports, Escuela Militar, Estadio Carabineros o Santa Laura, mientras que los lectores jóvenes no conocen ni de oídas los nombres de clubes que ya no existen.

Para los fanáticos de Universidad de Chile, arqueros goleados por los azules: en 1946, Jorge Nicolás, de Green Cross (7-3); tres tantos de Ubaldo Cruche y, por el perdedor, tres de Jorge Araya; en 1948, Carlos Bustos, de Santiago Morning (6-2), tres goles de José Balbuena y tres de Óscar García; en 1961, Ildefonso Rubio, de Rangers (6-2); los seis del Tanque Campos; en 1962, Luis Libuy, de Unión La Calera (6-0); en 1963, Misael Escuti, de Colo Colo (6-3); tres goles del Tanque Campos, y Ricardo Storch, de San Luis (6-2); tres goles de Rubén Marcos; en 1966, Ernesto Díaz, de San Luis (6-0), Héctor Yates, de Rangers (6-2) y Constantino Zazzali, de O’Higgins (6-1). Y en 1988, Daniel Montilla, de Deportes Concepción (7-0); cuatro tantos de Álvaro Vergara.

Llama la atención cuando el mismo arquero recibe dos palizas en poco tiempo, por ejemplo, el argentino Héctor Giambartolomei, de Palestino, que en 1961 cayó 7-5 frente a Colo Colo (en agosto) y 7-1 ante Universidad Católica (octubre), y Sergio Fuentealba, de Santiago Morning, que en 1966 fue humillado 7-0 por Unión San Felipe (septiembre) y 7-0 por Universidad Católica (octubre).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo