Reducir el margen de error

El seleccionador Claudio Borghi anunció que frente a Colombia utilizará a Arturo Vidal como líbero

Por

Imagen foto_0000000220120906220657.jpg
Arturo Vidal reúne las características para triunfar en la posición de líbero, pero no antes de un par de años. / Crédito: AgenciaUno

En medio siglo observando fútbol, todavía existen temas sin respuesta. Uno de ellos, ¿qué es saber de fútbol? Mirando los primeros minutos del partido de vuelta por la Supercopa española entre Real Madrid y Barcelona, saltó a la vista que los zagueros centrales catalanes actuaban en línea. La capacidad de Gerard Piqué y el argentino Javier Mascherano no les servía de nada ante los pelotazos frontales que permitían que el transandino Gonzalo Higuaín los sobrepasara a ambos.

Todo se agravaba por la lentitud de Mascherano. Desde la banca, al flamante entrenador Tito Vilanova no se le ocurrió ordenarles que uno de los dos se tirara atrás unos 10 metros. Tampoco al volante de contención Sergio Busquets, al arquero Víctor Valdés ni a los propios Piqué y Mascherano. De no ser por la impericia de Higuaín y de los achiques de Valdés, el primer tiempo en el estadio Santiago Bernabéu habría terminado 5-0 a favor de Real Madrid…

En momentos en que los sistemas defensivos y la preparación atlética de los jugadores han estrechado las diferencias en el campo de juego, los directores técnicos buscan reducir los riesgos y el margen de error. Por ello establecen que siempre haya superioridad numérica en la retaguardia, que sobre un defensor para que acuda en auxilio de un compañero que ha quedado en el camino. También se achica la cuota de azar a través de la elección de jugadores, uno de los aspectos más complejos del fútbol. Esto se vincula con la posición que ocupará en la cancha, ojalá respetando las características de ese jugador.

Luego de la comedia de equivocaciones que protagonizó Claudio Borghi, el seleccionador anunció que frente a Colombia utilizará a Arturo Vidal como líbero. El actual volante de la Juventus de Turín manifestó a la prensa que en el Calcio italiano su puesto es de mediocampista, pero aceptó jugar de zaguero libre.

Formado en Colo Colo, Vidal llamó la atención por su ductilidad para desempeñar varias funciones: era 10, zaguero central, volante. Después de su fracaso con el veterano defensor paraguayo Celso Ayala en 2006, Borghi tuvo la inteligencia de preguntarle al plantel: “¿Traemos otro central extranjero o tiramos a los leones a Vidal?”. Los jugadores de Colo Colo respondieron que lo tirara. Situado como lateral volante por la izquierda, Vidal equilibró junto con Álvaro Ormeño en la derecha, a un equipo que se dio el lujo de hacer jugar juntos a Jorge Valdivia y Matías Fernández (otro mérito del Bichi). La historia es conocida, los albos dieron cuatro vueltas olímpicas y la mayoría de sus futbolistas se fue al extranjero.

En septiembre de 2011, Borghi ocupó a Vidal de líbero frente a España en Saint Gallen, Suiza. En la primera fracción, Chile sorprendió a los campeones del mundo y se puso en ventaja de 2-0, con golazos de Mauricio Isla (gran habilitación de Gonzalo Jara) y Eduardo Vargas. Y Alexis Sánchez se perdió el tercero… En la segunda etapa, España recurrió a Andrés Iniesta y Cesc Fábregas y volcó el resultado, penal mal sancionado mediante.

Allí, pese a su juego llamativo con la pelota, Vidal denunció sus limitaciones de posición al salir a marcar delante de sus zagueros y en la incidencia final con Iniesta que desembocó en incidentes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo