Kevin Medel: "Algún día quiero hacer dupla con mi hermano"

El menor del clan Medel ya mete ruido en las inferiores de la UC y no se aproblema con las comparaciones. “Es un orgullo que me comparen con mi hermano”, confesó.

Kevin Medel: "Algún día quiero hacer dupla con mi hermano"
Por:

Imagen foto_0000000220121119075126.jpg
Kevin dice ser más tranquilo en la cancha que su hermano Gary. Crédito: Rodrigo Vilches.

Por Demid Herrera

La tarde de ayer fue alegría pura para los Medel Soto. Reunidos en la añosa sede del Sabino Aguad, club de donde surgió su hijo Gary Medel, la familia se preparaba para ver por televisión el derbi que finalmente el Sevilla le ganaría por 5-1 al Betis, con el Pitbull como una de las figuras, Un partidazo disfrutado por el clan y especialmente por Kevin, el hermano menor del volante y que ya sigue sus pasos.

Con 16 años, el juvenil ha destacado por si mismo en el mediocampo de la sub 17 cruzada y es un indiscutido en las selecciones menores, un camino largo que inevitablemente se llenará de comparaciones, aunque Kevin no se ha arrancado de eso y conversó con El Gráfico sobre ser “el hermano de…”.

¿Cómo ha sido llevar en la espalda el apellido Medel?
Para mí es un orgullo porque mi hermano se ha ganado un nombre en el fútbol chileno. Yo he tratado de hacer las cosas bien, entrenar y cumplir en la UC y la Selección. Cuando uno es chico cuesta porque dan ganas de salir, de no ir a entrenar, pero así es la carrera del futbolista.

¿Y cómo te apoya el entorno para que no te quedes en el camino?
Todos muy bien. Es que la verdad no soy de muchos amigos. Siempre vengo acá al club con mi familia, a chutear un rato y a tirar la talla con ellos, pero no me gusta salir mucho.

En la UC dicen que eres uno de sus diamantes en bruto…
Eso me han dicho, pero yo trato de ir tranquilo. En la Cato se preocupan mucho de uno, de que no falte nada. Yo llegué a los once años al club y me han tratado muy bien, por eso siempre trato de dejarlo todo.

Y cuando llegaste a Católica, ¿dónde estaba tu hermano?
Llevaba años ya, él llegó a los nueve años y cuando yo empecé a entrenar él estaba apareciendo en el primer quipo. Con la familia siempre lo íbamos a ver, hemos sido muy unidos y me acuerdo de los dos goles que le hizo a la U en ese clásico del 2008, no lo podíamos creer. Siempre hemos sido hinchas de mi hermano y estoy feliz.

Pincha más abajo para seguir leyendo…

Loading...
Revisa el siguiente artículo