Galería: Este es el primer estadio que Brasil inaugura para el Mundial 2014

La presidenta Dilma Rousseff inauguró el Castelão, recinto que albergará seis encuentros en el principal torneo de selecciones.

Por

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, inauguró el primer estadio reformado para el Mundial de 2014 y la Copa de las Confederaciones de 2013, el Castelão de la ciudad de Fortaleza, lugar desde donde dio el primer puntapié a un balón.

Rousseff visitó las instalaciones del estadio, que durante el Mundial tendrá 65.000 asientos, cortó una cinta verde y amarilla en la puerta del túnel de vestuarios para simbolizar su inauguración.

A continuación, la mandataria pateó un balón ‘Cafusa’, el modelo que se usará en la Copa de las Confederaciones, desde el círculo central y escuchó un mensaje del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, retransmitido en una de las pantallas gigantes.

El Castelão fue construido en 1973 y, para su reforma, se han invertido 518 millones de reales (unos 246 millones de dólares), lo que exigió la demolición de una tribuna completa y los graderíos inferiores.

El estadio está dotado de una fachada de acero inoxidable y vidrio, de la que sobresalen 60 pilares metálicos blancos de 42 metros de altura que sostienen la cobertura.

El proyecto también incluye un museo del fútbol del estado de Ceará, que tiene vistas al campo, un centro comercial con 58 tiendas, un auditorio, un cine y un edificio auxiliar donde se instalaron dos secretarías de la gobernación desde el año pasado.

Después del Mundial, el estadio ampliará su capacidad hasta los 67.037 asientos al eliminar parte del espacio que se dedicará a la prensa.

En el Mundial este estadio recibirá seis partidos, tres de cabezas de serie de la primera fase, entre ellos uno de Brasil, uno de octavos de final y uno de cuartos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo