Valber Huerta, presentado en sociedad

Por Hernán Cajas

Imagen foto_0000000220130313173807.jpg

Dos centrales de 19 años fueron los encargados de defender el rancho de la U en el partido más importante de la era Darío Franco. El DT tuvo que deshacerse de todos los prejuicios de que los partidos clave los ganan los grandes y puso en cancha a la dupla titular de la Sub 20 que irá al Mundial de Turquía en junio próximo, la más joven en representar a Universidad de Chile en Copa Libertadores, superando a los noveles Marcos González y Alex Von Schwedler en 2001, que promediaban 20 años.

Franco, ante las ausencias de los expulsados Paulo Magalhaes y José Rojas, no quiso arriesgar con la vuelta de Osvaldo González, ni con pasar a Albert Acevedo al medio, ni mucho menos con sacar a Sebastián Martínez de la mitad de la cancha y ponerlo atrás, como tantas veces lo hizo su antecesor Jorge Sampaoli. No. Franco notó lo que muy pocos han reparado, quizá cegados por la cantidad de partidos clase A que ya tiene Igor Lichnovsky, una especie de sombra, hasta ahora, para Valber Huerta. El zurdo es un defensor de primera clase. Tiene porte, sale jugando al pie y también con pelotazos precisos. Tiene la tranquilidad de un experimentado y su único problema es ser tan zurdo como José Rojas. Si Pepe no se marcha, o no se corre a la orilla (complicado mientras esté Eugenio Mena) o más al medio, Valber tendrá muy poca cabida en el primer equipo de la U. Lo malo es que con el Mundial ad portas, y con la cantidad de veedores que habrá en la cita turca, es muy probable que el zaguero izquierdo parta al viejo continente con sólo un puñado de partidos adultos en el cuerpo.

Apuesta para él si quiere llegar al Mundial 2014. Le servirá más jugando y jugando en el fútbol chileno, aún en su etapa de formación, que suplente en cualquier equipo europeo.
Ya es de perogrullo que el gran déficit de la Roja son sus zagueros.  Jara y el mismo Rojas son cuestionados en cada partido de Chile. Gary Medel, improvisado en esa posición, necesita un compañero de zaga y cualquiera que aparezca fulminantemente de aca a junio del próximo año tendrá su oportunidad. A eso debe apuntar Huerta, a ser positivo y pensar que la selección irá al Mundial. A ser más positivo aún y pensar que él puede ser el central izquierdo en Brasil 2014.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo