Un cuervo en el Vaticano

En Chile está la Católica, en Uruguay los "papales" de Bellavista, mientras los argentinos ya tienen a un "cuervo" en el Vaticano.

Un cuervo en el Vaticano

Imagen foto_0000000220130315103727.jpg

Habemus papa y es futbolero. Francisco, argentino, 76 años, e hincha de San Lorenzo de Almagro. De niño, Jorge Mario Bergoglio acompañaba a su padre que jugaba básquetbol en el club de Boedo. Este hijo de un trabajador ferroviario, inmigrante italiano, es el primer pontífice latinoamericano y ha declarado su amor al Ciclón desde los días del Viejo Gasómetro. Dicen que no se perdió ningún partido de aquel equipo de 1946 con el que San Lorenzo obtuvo su segundo título en el profesionalismo. Símbolo de esa formación fue su trío de delanteros, artífices de una ofensiva que convirtió 90 goles en 30 partidos. Armando Chueco Farro, René Huevo Pontoni y Rinaldo Mamucho Martino fueron las figuras de esa campaña que el actual papa siguió siendo un mocoso de 10 años.

San Lorenzo es el único grande del fútbol trasandino que no ha ganado la Copa Libertadores. Fue el primero en conocer el infierno del descenso y sin embargo genera entre sus seguidores una mística que es difícil de comparar. Bergoglio es desde esta semana el más famoso y universal de los hinchas del Ciclón, un equipo que despierta pasión entre personajes como el actor Viggo Mortensen (Aragorn, en la trilogía El Señor de los Anillos), además del rey de la televisión argentina, Marcelo Tinelli; el cantante de Los Fabulosos Cadillacs, Vicentico, y el fallecido escritor y periodista Osvaldo Soriano.

Desde su fundación, en 1908, San Lorenzo estuvo cerca de las sotanas. La historia nace en las barriadas de Almagro y Boedo. Uno de sus protagonistas fue el cura salesiano Lorenzo Massa, quien se había hecho cargo del Oratorio San Antonio un año antes. Cierto día un grupo de muchachos jugaba a la pelota en la calle y el cura fue testigo de un accidente que no pasó a mayores, pero que sí marcaría el nacimiento del club. Uno de los pichangueros, Juan Abondanza, no advirtió el paso del tranvía y salvó de milagro de ser atropellado. Al ver la escena, el cura citó a los muchachos a una reunión en la iglesia con una proposición muy clara. Massa les ofreció los terrenos del Oratorio para que pudieran jugar sin sobresaltos, con la única condición que fueran a misa todos los domingos. La propuesta fue aceptada, pero la discusión vino a la hora de bautizar al club. Los muchachos ya se hacían llamar “Los Forzosos de Almagro”, pero al cura no le gustaba el nombre porque lo consideraba poco adecuado para un equipo deportivo. Surgieron las opciones de El Invencible, El Almagreño, El Triunfador de Almagro hasta que alguien en la asamblea sugirió bautizarlo San Lorenzo de Almagro, como una manera de honrar al cura párroco y al barrio que los vio nacer. Por eso a San Lorenzo también se le conoce como los “santos” y los “cuervos”, en alusión a la sotana negra del fundador. El apodo de El Ciclón nació con el primer título de 1933. Gauchos de Boedo porque históricamente San Lorenzo fue el que contrató a más jugadores de provincia, así como el equipo campeón de 1968 pasó a la historia con el nombre de Los Matadores.

Cuando San Lorenzo cumplió 25 años, se preparó una fiesta que tenía como invitado especial al padre Massa, quien entonces se encontraba haciendo su labor pastoral, al servicio de los salesianos, en Punta Arenas. Impedido de llegar a la celebración, el cura fundador envió esta misiva: “Un inconveniente, de esos que surgen a último momento, me impidió hacer el viaje cuando tenía todo preparado. Pero no importa, me desquitaré cuando mi club, San Lorenzo, cumpla los 50 años. Para esa época ya estaré viejito, pero la perenne juventud de San Lorenzo me dará nuevos bríos”. No fue posible. El padre Lorenzo falleció en octubre de 1949.

Dicen que San Lorenzo nació santo. Fue Massa quien eligió los colores azul y rojo al inspirarse en el manto azulgrana de la Virgen. “No importamos los colores de otro lado, se los pedimos a la Virgen. Nunca saquen a María Auxiliadora del club porque es su madre, ya que San Lorenzo nació en (el Oratorio) San Antonio bajo su protección”, comentó Bergoglio cuando el Ciclón cumplió 100 años de vida.

Apenas se conoció la elección como pontífice del que fuera arzobispo de Buenos Aires, el club emitió un comunicado: “San Lorenzo de Almagro felicita a su simpatizante y socio, Jorge Bergoglio, designado esta tarde como nuevo papa. Su figura sencilla y humilde, su sentido cariño por el club y su cercanía al pueblo argentino enorgullece a nuestra institución”. Marcelo Tinelli, vicepresidente del Ciclón, comentó en su cuenta de Twitter: “Emocionante!!!!”.

Francisco sucede a Benedicto XVI, seguidor del Bayern Munich. Ratzinger relevó a Juan Pablo II, quien en su juventud jugó de arquero y fue un amante de la montaña y el esquí. Además, en 1982, el papa polaco recibió el carné de socio número 108.000 del FC Barcelona. Ahora que Latinoamérica representa el 40% de los católicos del mundo, las cosas en orden. En Chile está la Católica, en Uruguay los “papales” de Bellavista, mientras los argentinos ya tienen a un “cuervo” en el Vaticano.