José Luis Primero

Diario El Gráfico cumple su primer año de circulación de la mano del primer título conseguido por Unión Española en su casa, el estadio Santa Laura.

Por

 

Imagen foto_0000000120130527211801.jpg
José Luis Sierra se coronó campeón como DT de la Unión Española al mismo tiempo que El Gráfico cumple un año. / Agencia Uno.

Diario El Gráfico cumple su primer año de circulación de la mano del primer título conseguido por Unión Española en su casa, el estadio Santa Laura; justo cuando José Luis Sierra, el DT del campeón, se transforma en el primer hispano en conseguir el cetro nacional como jugador (Apertura 2005) y técnico (Transición 2013) y en la antesala, en caso de que el Coto opte por respetar su contrato con los rojos, de empezar a consolidar un proceso que podría transformar a Sierra en José Luis I, el emperador del fútbol hispano.

Sierra cumple este año su cuarta temporada a cargo de la banca de Unión desde que asumiera en octubre de 2009, tras ser promovido desde el fútbol joven al primer equipo hispano. Identificado a fuego con los colores del club,  antes como ídolo de la colonia por su gran rendimiento en sus dos etapas como jugador y ahora por su gran conducción como entrenador, Sierra es, por lejos, el máximo referente futbolístico de los últimos 25 años en la Plaza Chacabuco.

Como futbolista Sierra maravilló con su clase, visión periférica, profesionalismo y talento con la camiseta diez en la esplada. En su primera etapa en Santa Laura lideró el fútbol de ese fantástico equipo de Nelson Acosta en los noventa. Una década después, tras un largo periplo por Brasil, España, México y Colo Colo, Sierra regresó a Unión para ser campeón anotando un gol en la final ante Coquimbo Unido el 2005.

Ahora como técnico, desde que asumiera el 2009, Sierra le ha tatuado a su equipo una identidad futbolística que tiene el sello que él repartió como jugador: vocación ofensiva y buen trato del balón. A esos elementos les ha sumado la necesaria convicción y capacidad de trabajo que debe tener un técnico para triunfar. Y eso es precisamente lo que está haciendo Sierra, porque más allá del séptimo título en la historia hispana conseguido este fin de semana, la Unión del Coto ya disputó una final la temporada pasada, ha sido permanente animador de los diversos torneos nacionales y ha tenido continuidad en la competencia internacional con presencias en Copa Libertadores y Copa Sudamericana en los últimos tres años. En resumen, Sierra ha consolidado su proyecto al mando de Unión Española.

¿Qué viene ahora para el Coto? Su nombre, con merecimientos, ha sonado en varios equipos y los denominados “grandes” tienen su nombre en carpeta. Con las universidades “atadas” a sus actuales cuerpos técnicos (en la U viven la tristeza de confirmar a un entrenador que no da el ancho y en la UC seguirán con la poco atractiva propuesta de Lasarte) Colo Colo aparece como el principal candidato para seducir a Sierra. La idea no es mala, en el Cacique el ex 10 triunfó como jugador y en Macul lloran un entrenador capaz de reorganizar el desastre futbolístico que tienen en el camarín.

Sierra y los dirigentes de Unión Española tienen la última palabra. Sin embargo, y visto desde la perspectiva de la parcialidad hispana, ojalá Sierra se quede en Santa Laura para consolidar su proyecto y empezar a transformarse, al estilo de Ferguson en Manchester, no en el Sir del United, sino en José Luis I, el Emperador de Unión.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo