La clave

Lo que nos movilizó desde el primer día a este proyecto fue la innovación, la diferencia, la creatividad.

Por

 

Imagen foto_0000000120130528083417.jpg
“Sin pasión, no hay cómo lograrlo”. En eso estamos.

Por Andrés del Brutto, editor diario El Gráfico Chile

Mucho pasó para que hace un año saliera a la calle la primera edición del Diario El Gráfico. Lanzar un medio de esta envergadura no es fácil, requiere algo más que tener una idea y la inversión. Se debe armar un equipo que se la juegue por hacer un producto editoral de calidad y que sea atractivo para el tan variado público con el que nos encontramos cada mañana en distintas esquinas del país.

Lo que nos movilizó desde el primer día a este proyecto fue la innovación, la diferencia, la creatividad. Comenzó con el diseño, continuó con el sistema de distribución y se proyecta en los enfoques que día a día buscamos en la reunión de pauta para definir los temas del diario.

No es fácil. La era de la hiperconexión que nos ofrecen los smartphones no es garantía suficiente para romper esquemas tradicionales. A la hora de definir cómo encarar una entrevista o de qué manera contar una historia, la primera opción es siempre la habitual.

¿De qué forma podemos romper la monotonía? ¿Cómo podemos sorprender a los lectores en el próximo superclásico? ¿Cuál es el relato que hasta ahora no hemos intentado?

Las respuestas no siempre aparecen a tiempo. Ese uno de los desafíos del día. Y de esta extraña profesión que es el periodismo, con sus jornadas agotadoras y eternas en las que las horas nunca alcanzan cuando se trata del cierre de edición.

Un colega italiano, que trabaja en Madrid para un diario de su país, dice haber encontrado la clave para descifrar el problema. “Sin pasión, no hay cómo lograrlo”. En eso estamos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo