En manos desconocidas

Santiago es la mejor propuesta entre todas, con la ventaja además que se está compitiendo con ciudades de características similares,

Por Soledad Bacarreza

 

Imagen foto_0000000120131010073432.jpg
Mañana se elegirá la sede de los Panamericanos del 2019, donde compiten las ciudades de Lima y Santiago . Chile cuenta con la ventaja de mayor avance en la construcción de los recintos deportivos

Por Soledad Bacarreza

Una cosa es querer la sede de un gran evento deportivo. Otra cosa, totalmente distinta, es merecerla. La disputa por la sede de los Panamericanos del 2019 está entre Lima y Santiago. Ciudad Bolívar y La Punta luchan por no terminar últimos en la contienda. Esto, descontando que en la recta final pueden suceder muchísimas cosas que varíen el devenir de lo que se suponía seguro.

Santiago merece ganar. Desde Toronto, dentro del hotel donde se realiza la asamblea de la Odepa, marco de la elección de mañana viernes, es de donde se ven de cerca las dos propuestas más potentes que revelan las ventajas de Santiago por sobre las de Lima. Mayor avance en la construcción de los recintos, conectividad y rapidez en los desplazamientos y la concentración de las actividades en tres comunas, donde a futuro sus habitantes podrán utilizar mayores áreas verdes y tener acceso a parques deportivos hasta hace poco inexistentes.

Es la mejor propuesta entre todas, con la ventaja además que se está compitiendo con ciudades de características similares, y no con grandes potencias como Estados Unidos, Canadá o México, contra las que cualquier otra oferta quedaría chica.

Pero como toda competencia, los últimos días son clave, y es ahí donde precisamente puede caerse una buena posibilidad. Síndrome que está sufriendo la ciudad de Lima con las acusaciones recibidas por parte del comité venezolano acerca de los regalos ofrecidos por Perú –ya entregados y gozados- a los miembros más importantes de cada país perteneciente a la Odepa, es decir, a quienes tienen voto. Estos obsequios, Ipads y viajes que nada tienen que ver con inspecciones a las candidaturas, son hoy el punto álgido de una elección que para algunos, se intentó comprar. Las organizaciones deportivas de gran escala prohíben los regalos onerosos durante las postulaciones y Odepa, curada de espanto al respecto, no es la excepción. Perfectamente la polémica en la que se ve envuelta Lima por estos días, cuyos efectos se han visto reflejados directamente en rictus de su presidente deportivo José Quiñones, podría beneficiar a Chile, cuyo regalo más caro no alcanza al 3% del valor de un Ipad.

Así, nuevamente los miembros votantes deben elegir no solamente la mejor ciudad para organizar los Panamericanos, sino también entre la honestidad y el juego limpio, por sobre las dádivas menos éticas. Deben elegir entre quienes ofrecen una muy buena candidatura y una artesanía de cobre,  o una candidatura correcta junto a un aparato de conectividad de última generación. Nadie en su sano juicio se manifestaría públicamente por lo segundo, pero los votos son secretos. Jamás se sabrá quiénes se inclinaron por una u otra opción y mientras permanezca así, el sistema seguirá siendo perverso y permisivo. De nada valdrán las recomendaciones de austeridad, si al momento de entregar la preferencia, nadie le exigirá al votante que justifique su elección. Cada miembro con derecho a voto puede hacer lo que se le venga en gana en el momento clave, disfrutar de sus regalos y al mismo tiempo dar vuelta la espalda, o agradecer mediante una rayita. Un ejercicio de libertad mal entendido e implementado.

Le lloran votaciones a mano alzada a cualquier elección de sede deportiva de importancia. Es la única manera de erradicar los vicios incubados por años en estas instancias. La transparencia en las votaciones es la única forma de conocer realmente cómo piensan quienes dirigen el deporte de cada país y, más crítico aún, el deporte mundial. Mañana será un día que puede marcar una gran diferencia en el desarrollo de esta actividad en Chile, y ese envión tan determinante está en las manos de personas cuyas intenciones desconocemos completamente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo