Tres cosas que la Premier League nos ha enseñado esta semana

Desde Londres nos envían un resumen de lo más destacado de la jornada en una de las ligas más exigentes del mundo.

Por

Por Alexander Korab, metro World News, desde Londres

No alimentes al mono
Adivina que, no sólo Chile clasificó a la Copa del Mundo la semana pasada. Inglaterra también. Pero lo que recordaremos no serán las victorias de Inglaterra sobre Montenegro y Polonia, sino la broma del mono. La broma, antigua, larga y aburrida, tanto como Roy Hodgson, fue usada por la NASA en los años 60 cuando la agencia todavía enviaba monos al espacio -esta vez con un hombre- que realizaban todos los trabajos técnicos sofisticados y programaba hábilmente los computadores. Después de un largo tiempo el frustrado hombre pide órdenes y recibe un mensaje de Houston: “No toques nada, alimenta al mono”.

En el entretiempo del partido ante Montenegro, el técnico de Inglaterra le dijo a sus jugadores: “alimenten al mono”, que significaba pasarle cada balón a la nueva estrella inglesa, el impresionante Andros Townsend, quien haría el resto. Bueno, Roy olvidó que Townsend es negro y pese a las disculpas de Hodgson, Townsend declaró que él no se sintió ofendido en lo absoluto y que en realidad lo tomó como un cumplido (porque así fue) y todos quienes conocen a Hodgson juraron que él es de las personas más agradables en el fútbol, pese a que toda la prensa inglesa lo tildó de racista.

Varias organizaciones antiracismo, sin siquiera conocer los detalles, condenaron al técnico y pidieron que sacaran la palabra “mono” del fútbol, sabiendo que el fútbol está lleno de reales racistas, sobre todo en Europa del Este, y también Latinoamérica (sólo pregúntenle a Luis Suárez sobre su color menos favorito). Y la moraleja de la historia para Roy es que no debe utilizar bromas tan viejas con sus jugadores, para no alimentar la prensa sensacionalista. No hay necesidad de alimentar a ese mono.

Lluvia de goles
Hubo 34 goles en la Premier League esta semana, cinco más que en cualquier otro día esta temporada y un promedio de 3,40 goles por partido. A no ser que seas hincha del Stoke City, tienes garantizados resultados de hockey con muchas y alocadas celebraciones. ¡Y que clase de goles fueron!

El gol de Wilshere para el Arsenal fue el sueño de cualquier hipster. Su compañero de equipo, Ramsey, lo copió del Playstation.

El jugador del Fulham Pajtim Kasami se debe sentir como van Basten después de mostrar sus habilidades mágicas en el control del balón, Ricardo Vaz Te del West Ham hiz la chilena que nosotros siempre hemos querido hacer, pero que fallamos al estrellarnos con la gravedad. El gol de David Silva del Manchester City no podría haber sido atajado ni por Superman. También están el torpedo de Jonathan de Guzman del Swansea y la maravillosa volea de Steve Sidwell -todos tan buenos como Zlatan y todos los puedes encontrar en www.elgraficochile.cl-.

Es signo, claro, de que los equipos están jugando un fútbol más aventurero y ofensivo, y que los jugadores están pasando más y más tiempo practicando sus habilidades, buena noticia para nosotros. Pero mi gol favorito fue el primero de Sergio Agüero, cuando Álvaro Negredo hace como si no viera el pase de Fernandinho, confundiendo a toda la defensa de los Hammers. Cuando ves ese gol otra vez, puedes ver que es práctica, no un accidente.

Lo mismo con el gol de Towsen contra el Aston Villa. Ve eso y luego ve el gol de Angel di Maria ante el Málaga, creo que podríamos tener una nueva tendencia. Ahora ve afuera y practícalo antes de tu partido del domingo de liga, antes de que los arqueros lo aprendan.

La bella y la bestia están de vuelta
¡A quién le importa la Selección, cuando el Arsenal está jugando! La actuación de los Gunners ante Norwich fue en los estándares del Barcelona, tal vez aún mejor que en los tiempos de los “Invencibles” con Dennis Bergkamp y Thierry Henry. Mesut Ozil está pagando la gran cantidad de dinero que costó, creando 7 goles en 7 partidos (2 goles y 5 asistencias), pero Aaron Ramsey lo ha hecho aún mejor marcando 6 goles en 7 partidos, y ni siquiera estuvo desde el inicio en el último. Y también están Oliver Giroux, un gigante francés con tacto de peluche; “mercurial” Santi Cazorla y el creativo Jack “está bien” Wilshere, y cuando los ves jugar te preguntas si es fútbol o ballet.

La cara de Arsene Wenger brillaba de orgullo como si hubiese visto a su hija recibir el premio Nobel. El buen viejo de Arsene está de vuelta. Y también lo está José Mourinho, quien pese a las promesas de portarse bien, se metió en una gran pelea con el árbitro y terminó expulsado, viendo desde las gradas a su equipo ganar con la gracia de… una aplanadora. Pero ninguno de los dos puede opacar a Sir Alex Ferguson, quien se robará todos los titulares esta semana con su nueva biografía, que nos dirá qué paso con Roy Kean, Jaap Stam y Wayne Rooney. No, nadie puede vencer al jefe.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo