Convocan a huelga en el fútbol francés por "el impuesto de los ricos"

El objetivo de este nuevo pago es que los clubes que más ganan contribuyan a la riqueza nacional en un momento de crisis.

Por
Imagen foto_0000000120131024203428.jpg

PSG sería uno de los principales afectados. (AFP)

EFE

Los clubes franceses de primera y segunda división convocaron, por unanimidad, una huelga para el último fin de semana de noviembre, en protesta por un impuesto excepcional que prevé el Gobierno sobre los salarios más altos.

El presidente de la Unión de Clubes Profesionales de Fútbol (UCPF), Jean-Pierre Louvel, que agrupa a los clubes de primera y segunda, anunció que en ese fin de semana, cuando estaba previsto celebrar la decimoquinta jornada de la liga francesa, “no habrá fútbol” en los estadios.

Éstos permanecerán abiertos para acoger a todos los aficionados y explicarles la posición de los clubes, que puede ser impopular.

Si se mantiene el paro, sería el primero que vive el fútbol francés desde 1972.

La convocatoria de huelga se produce a una semana de que el mundo del fútbol sea recibido por el presidente, François Hollande, artífice de ese nuevo impuesto.

Como se comprometió durante la campaña electoral, Hollande puso una tasa del 75 por ciento a los salarios de más de un millón de euros, con un tope del 5 % de la facturación de las empresas.

Ese impuesto afecta a todas las sociedades, pero el mundo del fútbol considera que es particularmente dañino para ellos, ya que supone un agravio comparativo con respecto a sus competidores de otros países.

Han calculado que el nuevo impuesto les costará 44 millones de euros, 20 millones solo para el PSG. El Mónaco, el otro club que paga los salarios más altos, no debe afrontar esta nueva tasa al estar sujeto a la fiscalidad del Principado.

Los dirigentes del fútbol consideran que la tasa debilitaría todavía más su situación económica, muy crítica en algunos casos, como el del Lille, al borde de la quiebra.

En total, los clubes franceses acumulan un déficit de unos 100 millones de euros desde hace tres años.

El presidente del Lyon, Jean-Michel Aulas, aseguró que ese impuesto comprometería su compromiso de construir un nuevo estadio, previsto para albergar partidos durante la Eurocopa de 2016.

El impuesto empobrecería el nivel general del campeonato, en un momento en el que la inversión extranjera de Catar, en el caso del PSG y de Rusia en el de Mónaco, habían elevado el interés entre los aficionados.

La UCPF recordó que el fútbol emplea a unas 25.000 personas y que ya paga impuestos por valor de 700 millones de euros, a los que suma otros 130 millones como contribución a la solidaridad nacional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo