Jeremías Israel se ilusiona con su nueva moto para el Dakar 2014

El piloto presentó el equipo con el que correrá la próxima edición del rally off road más extremo del mundo. "Es un proyecto a largo plazo y ahora quiero llegar nuevamente a la meta", señaló.

Por
Imagen foto_0000001120131128181631.jpg
Jeremías Israel se ilusiona con su nueva moto / Crédito: Luis García Gutierrez

Por Gonzalo Pérez Amar
@perezamar

“Este año fui a pie pelado al rally”. Jeremías Israel está consciente del cambio que vivirá de cara al Dakar 2014. Por eso, sus padres, hermanos, su pequeña hija de seis meses e, incluso, la Ministra Secretaría General de Gobierno, Cecilia Pérez, no quisieron ausentarse del lanzamiento del nuevo team del piloto.

A menos de dos meses de la largada en Rosario, Israel oficializó su incorporación en el equipo “MAPFRE Speedbrain” y presentó la moto que lo acompañara durante los 14 días de carrera. Y con los cambios, vienen los nuevos desafíos. A bordo de su flamante Speedbrain 450 Rally Factory, intentará mejorar la 57º ubicación que consiguió en la versión 2013 del rally.

“El soporte de Speedbrain y del equipo MAPFRE, se suma a todo lo que se venía haciendo durante el año. La experiencia del Dakar pasado y el trabajo de este año van a ser claves. Desde hoy en adelante queremos ir creciendo y avanzando paso a paso. No hay que apurarse y tenemos que ser consecuentes con lo que hemos planteado. Es un trabajo a largo plazo”, señala sobre la posibilidad de contar con el respaldo de un equipo.

En su nuevo team contará con dos autos y un camión de asistencia, además de tener por primera vez a su propio mochilero. Pedro Oliveira, quien ya ha corrido la carrera en tres oportunidades, será el encargado de ayudar en pista a Israel, trasladando todos los repuestos necesarios para la nueva moto.

Con esta nueva infraestructura, Jeremías espera no repetir la escena del Dakar 2013, donde tuvo que ser remolcado por un aficionado hasta la meta. Escena que le costó una dura sanción y alejarse de los puestos de avanzada en la clasificación general.

“La experiencia del año pasado es eso, experiencia. La agradezco porque viví de todo. Viví de tener buenas etapas, de tener caídas y eso es lo que finalmente te enseña. Nos sirvió para saber para qué estábamos. Con esa experiencia enfrento esta versión y ahora, nuevamente, quiero llegar a la meta y a mi país. Con esta nueva moto y el trabajo que hace el equipo, espero tener un mejor Dakar. Además, tenemos una planificación distinta y todo un equipo que te guía”, agrega ilusionado con la posibilidad de correr su segundo Dakar.

Pero no todo serán cambios y al igual que en 2013, estará acompañado de su mecánico Marcelo Verdugo. El fiel compañero de Jeremías es uno de los más contentos con el cambio, ya que era él quien tenía que lidiar hasta la madrugada con los daños de la moto.

“Ahora tenemos una moto diseñada para rally y no una de enduro modificada. Es otra cosa”, concluye Verdugo.

La “pequeña” motivación de Jeremías para el Dakar 2014

Mientras Jeremías Israel cumplía uno de sus sueños y hacía su debut en el Dakar, Sofía Guerberoff sufría desde su natal Córdoba. La mujer del piloto chileno estaba consciente de los peligros de la carrera, pero lo necesitaba de vuelta sin problemas. ¿La razón? La pequeña Zoe venía en camino y sólo faltaban cuatro meses para su nacimiento.

Pero la bella modelo argentina siempre tuvo fe que todo iba a salir bien y se encontraría con Jeremías en Santiago. “Es difícil cuando va a correr, pero siempre he tenido fe en que todo va a salir bien y confío en él. No tengo miedo y no pienso que le pueda pasar algo”, señala Sofía mientras toma en brazos a su hija de seis meses.

“Siempre estaba pendiente de los resultados y de cómo llegaba a la meta. De repente me preocupaba porque se demoraba mucho y ahí me daba cuenta que estaba nerviosa. Cuando llegó a la meta, fue un alivio tremendo”, agrega. 

Sin embargo, este año la experiencia será distinta. Sofía no estará sola disfrutando la carrera de Jeremías y la pequeña Zoe seguirá atentamente los pasos de su papá en el rally que recorrerá Argentina, Bolivia y Chile.

Por eso y nuevamente desde Córdoba, estarán atentas a los resultados de la carrera y organizarán los tradicionales chat familiares por internet. “Nos conectamos con la mamá y la hermana de Jeremías, además de la novia del ‘Chelo’ (mecánico)”, dice sobre las conversaciones que tienen para alentar a Israel.

Pero el nacimiento de su pequeña hija también generó un cambio en el piloto nacional. Con una familia más numerosa, buscó desafíos distintos y encontró un nuevo equipo que le entregará mayor estabilidad y un proyecto a largo plazo.

“La vida cambia y a mí me cambió. Siempre hacia un lado positivo. No trabajo sólo por mí, sino que también por mi hija y mi mujer. Eso me hace tener una motivación extra y es una razón más para trabajar duro todos los días. Las metas que nos ponemos son las metas de mi familia”, concluye Jeremías Israel.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo