El Team

El próximo martes se lanza el Team Chile. Tal vez en el papel, la mejor idea desde la creación del ADO.

Por Soledad Bacarreza

Imagen foto_0000000120131205073445.jpg

Por Soledad Bacarreza

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012 el Team GB ganó muchas medallas. Tenían un capitán y capitana, quienes además de ganar medallas tuvieron el rol de ir a otras competencias a apoyar a sus compañeros de Team, a codearse y atender a la realeza, dar entrevistas promocionando los Juegos y llevar en todo momento la camiseta oficial de su Team. Un concepto adobado por meses, cuya penetración llegó hasta más allá de los límites británicos: souvenirs de todo tipo fueron adquiridos por los espectadores –incluyendo quien escribe- y una idea que fue tomando fuerza y sentido para otros países, quienes se adhirieron a la modalidad y formaron sus propios equipos, con identificadores claros, colores de uniformes e hinchas, figuras. Así, se vieron varios de estos Teams en Londres, siendo obviamente el más llamativo el GB, por ser enorme y un exitoso dueño de casa.

El próximo martes se lanza el Team Chile. Tal vez en el papel, la mejor idea desde la creación del ADO. Una estupenda copia del concepto Team GB adaptado a nuestra realidad. Cuando vamos a ver un partido de fútbol de la Selección, si quiere que se sepa cuál es su equipo y donde está su barra,  basta con ponerse la camiseta roja. Cuando va a apoyar a Tomás González (seamos positivos) ¿qué se va a poner, uniforme de gimnasia? ¿Traje de baño para apoyar a Kristell o malla de lycra para vitorear a Pepa Moya? Bien difícil es adivinar dónde están los chilenos si andan todos de colores distintos, si se reparten donde pueden. Ahora, con este Team Chile, habrá una camiseta del equipo “del resto de los deportes”, una selección masiva donde quien quiera podrá hacerse socio, poner plata mensual, tener derecho a descuentos en tiendas deportivas y carné al día. Donde cada uno decidirá la cantidad que pone y para el deporte que más le guste, y donde el monto donado determinará la categoría de cada miembro y los beneficios a los que tendrá acceso, incluyendo viajes a los Juegos Olímpicos para los más pudientes como Farkas, si se decide a hacerse socio y ordenar así sus donaciones y que no le sigan saliendo con el domingo siete. O sea, en pocas palabras, quienes se hagan socios decidirán para cuál deporte va una parte de su dinero y acceder a beneficios.

La pregunta es si resultará. Si los socios que se calculan serán los que realmente hagan efectiva su intención y con cuanto. Hay una identificación que se persigue con la creación del Team Chile al dar la posibilidad a cualquier ciudadano de hacerse partícipe de una parte del desarrollo del deporte chileno. Y que decida además qué disciplina quiere desarrollar, con cuál se siente mejor representado. Pero las dudas vienen por el lado de los reclamos al voleo, de los que alegan en masa que no les ofrecen deporte por TV abierta y que a la hora que los programan, no los ven. De los que dicen que la prensa escrita es sólo fútbol, pero que no leen ningún reportaje ni noticia que no sea de la pelota. Las dudas vienen por el lado de los que rasgan vestiduras insistiendo en que en este país se siguen robando la plata de los deportistas, pero que no se molestan en enterarse de los planes desarrollados ni los aportes. Ante esta oportunidad concreta de ser parte de un desarrollo por el que claman ¿responderán al llamado?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo