La memoria de Bañados

Entrevistó a grandes como Pelé, Muhammad Ali, Jorge Luis Borges y The Beatles. También relató los Mundiales de 1966 y 1974

Por Carlos Costas

 

Imagen foto_0000000120140214101620.jpg
Crédito: www.radiodelmar.cl

Por Carlos Costas

Admiro la trayectoria profesional de Patricio Bañados y por eso disfruté la lectura de “Confidencias de un Locutor” (Editorial Cuarto Propio). El libro es un entretenido y agudo anecdotario de los más de 50 años de carrera del hombre que puso su rostro para enfrentar a Pinochet en la franja del No. La memoria de Bañados es infalible a la hora de citar distintos episodios de su experiencia en radio y televisión en Chile y otros países como Holanda, Inglaterra, Estados Unidos y Suiza. Con lucidez, fino sentido del humor y una ironía implacable, el locutor desclasifica historias que revelan por igual estupideces y barbaridades vividas durante la Unidad Popular, la dictadura y los gobiernos de la Concertación. Su desencanto con la coalición que recuperó la democracia y su desprecio por el régimen militar quedan de manifiesto, igual que la tesis que subyace en cada uno de sus relatos y que se puede resumir así: en Chile todo se arregla “a lo amigo” y si no perteneces a ningún grupo o “trenza”, no importa que seas un buen profesional y cumplas con tu trabajo porque tarde o temprano serás un outsider. Los lectores más jóvenes recordarán a Bañados por la citada franja política del año 88, o en programas como “El Mirador” u “OVNI”. Pero uno de los hallazgos de este libro es que también nos revela una faceta -mucho menos conocida- de Pato Bañados en el periodismo deportivo.

Si se trata de hitos, digamos que fue el conductor de la primera transmisión televisiva de un partido de fútbol en nuestro país. En mayo de 1962, a 24 días del inicio del mundial, Canal 9 de la Universidad de Chile transmitió en vivo y con una sola cámara instalada en lo alto de la tribuna oficial el triunfo de la selección chilena sobre el Zaragoza de España, por 3 a 0. Recuerda Bañados: “Fue uno de los mejores partidos del período preparatorio, con gran actuación de Honorino Landa que, en una jugada parecida a la de Maradona el 86, partiendo desde la mitad de la cancha eludió hasta el portero y con el arco desguarnecido punteó suavemente la pelota…que pegó en un vertical. Cuando le preguntaron si lamentaba no haber coronado con un gol semejante proeza, el incorregible Honorino respondió: “No, me había salido todo tan bien que quise ver si además le achuntaba al palo”.

En esa transmisión participaron el entrenador Hugo Tassara, en los comentarios, además del periodista Alfredo Olivares y Bañados que no olvida las instrucciones del fallecido director y pionero de la televisión chilena, Raúl Aicardi: “No narrar ni describir lo que se está mostrando en imágenes. Comentar o agregar detalles como el color, aromas, temperatura, sensación ambiente, sí, pero en ningún caso repetir con palabras lo que el espectador está viendo. Y no gritar, porque el espectador está en el living de su casa, tranquilo, a solo tres metros del televisor”. Casi la antítesis exacta de lo que se hace actualmente en el relato deportivo, remata el locutor que encabezó las transmisiones de todos los partidos disputados en Santiago de aquel Mundial del 62.

Entrevistó a grandes como Pelé, Muhammad Ali, Jorge Luis Borges y Los Beatles. También relató los mundiales de 1966 y 1974, para la BBC y la Deutsche Welle. Sobre la cita en Inglaterra comenta: “Desgraciadamente, la que debe haber sido la mayor audiencia en castellano de la historia hasta ese momento, se vio en gran medida frustrada por la forma en que los ingleses arreglaron todo para expulsar tempranamente a los sudamericanos, primero, y asegurarse el título después. Baste decir, para no entrar en detalles, que cuando el último sudamericano fue eliminado, el comentarista de la televisión Jimmy Hill dijo: “Ahora que los de color han sido eliminados, si Rusia derrota a Portugal, como creo que sucederá, los tres primeros puestos serán para la raza blanca. Y creo que eso prueba algo”.

Para no contar todas las historias que relacionan a Bañados con la cobertura de eventos deportivos (recordando que su libro es mucho más que eso) me atrevo a recomendar la anécdota sobre la famosa característica musical del Área Deportiva de Televisión Nacional y la idea que tuvieron las autoridades de ese canal, a mediados de los 70, cuando para reducir costos decidieron que los integrantes del equipo debían alojar en regimientos. El procedimiento debutó en Concepción y nunca más se repitió después de una broma que afectó a Sergio Livingstone y el lamentable cometido del oficial a cargo de esa unidad.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo