Columna de Manuel de Tezanos: La gran oportunidad de Claudio Bravo

"Bravo arranca con una leve ventaja. No sólo por la lesión del alemán (Ter Stegen) que le permitirá ser titular, al menos, en los primeros partidos. Tiene más experiencia, conoce perfecto el idioma y la liga española”, dice el conductor de Central Fox.

Por

 

Imagen foto_0000000120140820085743.jpg
Agenciauno

Por Manuel de Tezanos

Llegar a jugar en los equipos más grandes del mundo es un privilegio que cuentan pocos. Es mínimo el porcentaje de futbolistas que viste en algún momento de sus carreras camisetas como la del Barcelona, Real Madrid, Juventus, Manchester United o Arsenal. De los que llegan, la mayoría pasa por estas instituciones sin pena ni gloria. Los que realmente triunfan y quedan en la historia representan un grupo ínfimo.

En el caso de Chile, creo que sólo tres jugadores pueden decir que tuvieron a alguno de estos colosos del fútbol mundial a sus pies: Iván Zamorano en el Real Madrid, Marcelo Salas en River Plate y Arturo Vidal en Juventus. Campeones, ídolos, goleadores… dejaron su huella. Alexis en Barcelona nunca llegó a ser titular indiscutido, Medel no pudo ganar nada en Boca Juniors y el nivel de la competencia interna de Uruguay juega en contra de los logros de Elías Figueroa en Peñarol o Ignacio Prieto en Nacional. Una cosa es llegar, otra muy distinta trascender.

Esta temporada, Alexis en el Arsenal y Claudio Bravo en Barcelona tendrán sus opciones de anotarse en la historia de dos gigantes del fútbol mundial, pero me quiero centrar en el caso del arquero porque se trata de una situación muy particular, ya que en ese puesto rara vez se abre una oportunidad como la que enfrenta el capitán de la selección chilena.

Si revisamos los casos de grandes guardametas en los clubes más importantes del mundo, nos encontraremos con ejemplos como el de Casillas, con 15 años en el Real Madrid o el de Buffon, que hace 13 ataja en la Juve. Son verdaderas monarquías y reemplazarlos es casi imposible. En Barcelona, después de 10 años, el puesto está vacante. La salida de Víctor Valdés deja a Bravo y al alemán Stegen en igualdad de condiciones para pelear la titularidad y esto en un equipo con esta trascendencia, es una situación que no se presenta todos los días. Dos extranjeros, sin historia previa en el club. Total paridad.

Y Claudio Bravo arranca con una leve ventaja. No sólo por la lesión del alemán que le permitirá ser titular, al menos, en los primeros partidos. Tiene más experiencia, conoce perfecto el idioma y la liga española, viene con la confianza a full tras una gran Copa del Mundo y tiene un juego con los pies que calza perfecto con el estilo del Barcelona. El tema es que todo eso no alcanza.

Para triunfar realmente en uno de estos clubes no basta con jugar bien. Hay que marcar huella. Hay que dejar un sello distintivo. Y Bravo tiene la personalidad para lograrlo. Porque muy joven supo ganarse la titularidad en un club difícil como Colo Colo. Porque vivió las buenas y las malas con la selección chilena y siempre dio la cara. Porque es un líder natural y positivo. Porque se merece esta oportunidad y confío que sabrá aprovecharla.

(GRAF/LP)

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo