Columna de Pablo Flamm: El Clásico Criollo, un clásico de todos

"Este domingo juegan Colo Colo y Audax, dos fundadores del fútbol chileno, cuya rivalidad comenzó en la década del 20 y se hizo latente en la del 50, cuando ambos planteles fueron conformados sólo por jugadores nacionales", dice el conductor del CDF.

Por

 

Imagen foto_0000000320141107162344.jpg
El conductor del CDF realza la importancia del Colo Colo vs. Audax Italiano

Los hinchas del fútbol viven hoy a dos “click” de cualquier partido de liga o copa europea. Las camisetas de las más grandes estrellas del fútbol mundial están en todas partes. Sin embargo, esa inmediatez no necesariamente es cercanía. Los que somos hinchas del fútbol, del respeto y valoración por la historia y de una insignia lo sabemos. Por eso, junto con celebrar el acceso a lo más granado del deporte global, creo que es necesario detenerse a recodar, cada semana, lo distintivo de nuestra identidad local.

Esta semana se jugará un clásico cargado de recuerdos y que el tiempo ha ido olvidando por lo general en los medios de comunicación.

Este es el caso del “clásico criollo” entre Colo Colo y Audax Italiano, que se jugará este fin de semana en el Estadio Monumental. Un partido entre dos clubes fundadores del fútbol profesional chileno, cuya rivalidad comenzó a final de la década del 20′ y se hizo latente; con mucha fuerza e interés durante la década de 1950, cuando ambos planteles fueron conformados íntegramente por jugadores chilenos, dando vida así al término de criollo.

Estas fueron las batallas deportivas épicas que protagonizaron Jorge Robledo, Alfonso Domínguez y Luis Hernán Álvarez, para los albos, y Daniel Chirinos, Adelmo Yori y Juan Zárate, para los itálicos, siendo uno de los hitos más recordados, la final entre ambos clubes del 8 de diciembre de 1932, encuentro que marcó el fin de la era amateur y el comienzo del profesionalismo en el fútbol chileno.

Ya con el pasar de los años y protagonismo de otros clubes, este clásico fue perdiendo cada vez más notoriedad, perdiéndose en el baúl de los recuerdos del balompié local, y quedando relegado en la memoria de quienes por ese entonces asistían a los estadios para disfrutar estos espectáculos futbolísticos.

Si bien hoy en día la rivalidad de ambos clubes queda sujeta al desempeño de sus jugadores en la cancha, se debe tener presente que cuando se enfrentan ambas instituciones, no sólo se deben guardar esos 90 minutos en la memoria como simple estadística, sino que como un patrimonio vivo que pertenece a Colo Colo, Audax y a todos los chilenos.  Este fin de semana el “clásico criollo” vuelve a tener vida, retornan los recuerdos de hombres y nombres que se entregaron por los escudos y que de alguna forma en el consiente colectivo siempre es necesario respetar la historia, más aún cuando este partido; formó parte del crecimiento y desarrollo de esta hermosa actividad.

GRAF/JIGB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo