Fabricio Werdum, el multifacético que quiere dominar la UFC

Especialista en varias artes marciales, políglota y comentarista de televisión, el brasileño que las hace todas buscará quedarse este sábado con el título provisional de peso completo.

Por

Por Juan Ignacio Gardella, enviado especial a Ciudad de México

Este sábado, el brasileño Fabricio Werdum se enfrentará al neozelandés Mark Hunt en Ciudad de México, en la pelea estelar de UFC 180, el máximo evento de las artes marciales mixtas en el mundo. El oceánico reemplazó a última hora al lesionado estadounidense Caín Velásquez, campeón planetario de peso completo, por lo que se pondrá en juego un título provisional.

Para ganarlo, el luchador sudamericano estuvo cerca de dos meses entrenando en tierras aztecas, donde no lo pasó muy bien al comienzo, ya que incluso estuvo en peligro de muerte. “El primer día tuvimos un problema con una planta de luz en una casa que arrendamos en Toluca, que no estaba en condiciones. La alquilamos sin saber en qué estado se encontraba. Fue fatal, casi nos morimos, porque no sabíamos que teníamos que apagarla. Empezamos a vomitar, con dolores de cabeza y en el cuerpo entero. El doctor nos dijo que si pasábamos dos horas más ahí nos íbamos a morir todos”, cuenta a El Gráfico el oriundo de Porto Alegre.

Llegaste bastante tiempo antes para adaptarte a la altura. ¿Cómo ha sido la ambientación?

Estuve concentrado en Jiquipilco, una ciudad de México que tiene 3.500 metros de altura, dos meses acostumbrándome. Al principio se hizo difícil, por las complicaciones para respirar, pero ya estoy completamente adaptado. Además, toda la gente me estuvo apoyando y me trataron súper bien. Me estoy dedicando al máximo para poder salir campeón.

Las 20 mil entradas se vendieron en ocho horas. ¿Se siente la presión por las expectativas?

Siempre me ha gustado que haya mucho público, ya que estamos difundiendo bastante este deporte en UFC Network y la gente me conoce porque comento ahí todos los eventos. Me encanta recibir por Twitter o Instagram mensajes de apoyo, así que presión no siento para nada. Eso se da cuando no estás entrenado, pero no es mi caso.

¿El rol de comentarista te juega en contra en la preparación?

No, es completamente al revés, me ayuda bastante, porque estoy siempre observando las peleas y aprendiendo. Eso me gusta. Al principio no quería, pero ahora me encanta hacer los comentarios.

¿El cambio de retador implica un giro muy drástico en la forma de preparar la pelea?

La estrategia cambia por completo. A Caín Velásquez le gusta el boxeo y la lucha, “bajar” la pelea. En cambio, Mark Hunt, al que yo sigo desde hace muchos años, pega muy duro, estoy consciente de eso. Además, es difícil pelear contra alguien que pesa tanto. Son completamente diferentes, pero el foco es el mismo: ser campeón.

¿Te favorece el hecho de que a él le hayan avisado a última hora?

Puede ser, ya que a él le avisaron sólo tres semanas antes y seguramente no se lo esperaba, pero le viene muy bien, porque que de repente le den la oportunidad de pelear por el título lo hará llegar con muchas ganas.

¿Es un alivio para ti no pelear contra Velásquez?

Yo llevo peleando muchos años y no le temo a nadie. Sí estoy un poco triste por no poder enfrentarme a Velásquez, porque era un gran reto para mí. Pensaba en él todos los días, veía sus peleas y la estrategia, pero de alivio, nada.

Le quitaste un invicto de 28 peleas a Fedor Emelianenko, especialista de la categoría. Después de eso, ¿cualquier rival es menor?

Hoy la cosa está muy igualada, porque hay muchos luchadores buenísimos, entonces depende de cada uno, de su estrategia y estilo. No se puede subestimar a nadie.

Fabricio las hace todas

Tres veces campeón mundial de jiu-jitsu y dos de submission wrestling, además de dominador del muay thai, Werdum es un peleador “bastante completo”, según propias palabras. Pero su versatilidad no se queda sólo arriba del octágono, ya que habla cuatro idiomas: español, inglés, portugués y croata. El brasileño es multifacético, por lo que también fue convocado para comentar los eventos en UFC Network.

¿A qué se debe esta versatilidad?

A mi personalidad, porque siempre voy detrás de mis sueños. Es importante que uno crea en sí mismo, porque seguramente vas a conseguir lo que quieres.

¿Qué has tenido que sacrificar para llegar al sitial donde estás?

Muchísimas cosas, como mudarme a Estados Unidos para entrenar con el mejor del mundo, Rafael Cordeiro. Cuando me cambié no tenía contrato con ninguna empresa, pero me dedicaba a esto todo el tiempo, corriendo detrás del sueño. Sin ser prepotente, creo que me merezco esta oportunidad.

Tienes 37 años, ¿hasta cuándo vas a pelear?

Tengo 37, pero me siento de 28, en la mejor fase de mi carrera. Física y mentalmente estoy muy bien, así que pelearé hasta que el cuerpo aguante, porque me gusta hacer esto.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo