Dos cinturones se pondrán en juego este sábado en UFC 181

Johny Hendricks y Robbie Lawler disputarán el título de peso welter, mientras Anthonny Pettis y Gilbert Meléndez pelearán por el cetro de los livianos. Transmite Via X.

Por

El Gráfico Chile

Este sábado 6 de diciembre, UFC tendrá una noche muy particular. Dos cinturones son los que estarán a la espera de saber quiénes serán sus próximos dueños. Johny Hendricks defenderá su título de Peso Welter frente a Robbie Lawler, contra quien tuvo su primera defensa de título y es una de las revanchas más esperadas del año. Además, Anthonny Pettis tendrá su primera defensa de título contra Gilbert “el Niño” Melendez por el cinturón de los Livianos.

 

JOHNY HENDRICKS vs. ROBBIE LAWLER

 

Esta repetición de esta batalla que ya tuvieron es una que, desde que se anunció, tiene a todo el mundo de las MMA a la expectativa de lo que ellos dos nos puedan entregar dentro del octágono una vez más. Esa guerra que tuvieron fue una de ida y vuelta, sobre todo arriba, intercambiando piñazos que eran verdaderos bombazos y que hubiesen derribado y noqueado a cualquier otro peleador esa noche del 15 de marzo pasado.

Hendricks (16-2) está ante su primera defensa de una corona que estuvo buscando por varios años y esta cita es ante el rival que más trabajo le ha costado vencer. Lawler (24-10) no llega con secretos ante el campeón, pues queda claro que los dos son peleadores muy similares, que buscan terminar antes de tiempo, sobre todo usando unos puños poderosos que los caracteriza.

Aquí, pienso yo, no hay plan de pelea sorpresivo, ni estrategia del más allá para vencer al rival. Este combate es uno que nos recuerda mucho las batallas legendarias de los primeros tiempos del UFC, cuando los protagonistas se metían en la caja a dejarlo todo sin pensar en estrategias, ni nada por el estilo. El público quería acción y ellos se la daban.

En este caso, Hendricks y Lawler están mucho mejor preparados que aquellos peleadores de antaño. Los dos son excelentes luchadores, muy bien físicamente y que usan sus puños como punto de partida para cualquier ataque al oponente. Repito, entre ellos no hay secretos. Ya sabemos lo que traen ambos y ahora sólo nos queda esperar a ver quién es el que saca ventaja al momento en que suene la campana y den la orden de pelear.

Cuando te parece que el campeón tiene la ventaja en la lona, recuerdas que a él le gusta atacar por arriba primero para tomar la iniciativa, por lo que su lucha olímpica no es siempre su carta de presentación. Además, el retador #1 posee una muy defensa contra el derribo, sumada a unas patadas que complementan muy bien su arsenal ofensivo. Entonces, cuando crees que Johny derriba a un toro y que Robbie hace lo mismo, recuerdas que en ese combate de marzo pasado, los dos se dieron con todo y que aguantaron como si tuviesen puestos cascos de futbol americano protegiéndolos. Así de duro se golpearon y así de fuerte aguantaron ambos.

 

ANTHONNY PETTIS vs. GILBERT MELENDEZ

 

Así como aprendimos en UFC 180 en la Ciudad de México, las lesiones son factores inevitables con las que las carteleras tienen que enfrentar cuando sus exponentes se dedican a pelear profesionalmente. Después de ganar el título de manera contundente ante Benson Henderson, Anthony Pettis cumplirá quince meses sin pisar la jaula cuando entre al octágono en UFC 181 ante Gilbert Melendez.

Pettis llegó al UFC cuando se integró WEC con la promotora, y aunque inició con una derrota por decisión ante Clay Guida, tres victorias al hilo sobre Jeremy Stephens, y después nocauts de primer round ante Joe Lauzon y Donald Cerrone le otorgaron un boleto para pelear por el título en UFC 164.

Tal como lució su trabajo de pateo vistoso, y movilidad en la pelea de pie, Pettis conectó una serie de patadas al cuerpo de Henderson, el campeón peso ligero en ese momento. La pelea se fue al piso, y Pettis rápidamente encajó una barra de brazo desde la guardia, otorgándole el cinturón.

Estas peleas reflejan el talento, la peligrosidad, y el espectáculo que trae Pettis a la jaula. Sin embargo, una lesión de rodilla lo ha dejado fuera durante un tiempo prolongado. ¿Regresará el mismo Pettis de siempre al octágono?

Con apenas 27 años de edad, Pettis ha mostrado la paciencia de tomar su tiempo para recuperarse de la lesión, y la combinación de juventud y tiempo pueden jugar un papel importante para que mantenga su calidad de pelea. No obstante, además del tiempo fuera del Octágono que podría ocasionarle una pérdida de ritmo de pelea – enfrentará a posiblemente el rival más complicado en su carrera, el veterano Gilbert Melendez.

Melendez es un auténtico peleador que no huye de los intercambios peligrosos, al contrario, los busca. Sin embargo, no deja de ser técnico en esos momentos, y mantiene un boxeo limpio en sus peleas. El veterano de 32 años tiene la experiencia y sabiduría de jaula para saber cambiar los ritmos de pelea y las estrategias para ir ganando los rounds. Como peleador, favorece la pela de pie y presiona constantemente a sus oponentes, por lo que los estilos de pelea podrían generar una de las peleas más entretenidas de la noche. Además, con una cinta negra de jiu-jitsu brasileño, si el combate llegara al piso, seguramente las propuestas ofensivas de ambos lados continuarán.

GRAF/JIGB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo