Mario Salas un hincha más y un aleonado Chueco Ponce: La trastienda de la Rojita vs. EE.UU

Con un Sausalito repleto Chile Sub 17 jugó su mejor partido hasta el momento en el Mundial de la categoría.

Por

Pamela Romero desde Viña del Mar

Estadio Repleto

Una vez más el público respondió en Viña del Mar., 19.833 espectadores repletaron el Estadio Sausalito para acompañar a Chile en su último duelo por la fase grupal de la Copa del Mundo que se juega en estos momentos en nuestro país. Cantaron el himno patrio con emoción, como si fuera una final. Las familias de los seleccionados, a pesar de que no les entregan entradas, llegaron para alentar a sus hijos en el duelo que los podía clasificar a la segunda fase del Mundial Sub 17. Los asistentes alentaron, gritaron y cantaron durante todo el encuentro en la fría tarde viñamarina.

Hinchada norteamericana

“¡USA, USA!”, fue el tradicional grito con el que los estadounidenses no pararon de alentar a su selección Sub 17. Eran alrededor de 50 personas que llegaron con banderas, cámaras fotográficas de primer nivel, disfraces de Capitán América. La mayoría eran extranjeros adultos que finalmente se fueron con una derrota del estadio viñamarino.

Mario Salas fue parte del público y participó de la “ola”

El DT de Universidad Católica llegó al Estadio Sausalito para ver a la Rojita Sub 17. Estuvo sentado en una esquina de sector Pacífico, participó de la tradicional “ola” junto a los asistentes, cantó el himno nacional con las manos en la espalada y mirando al horizonte. Al momento del gol chileno, se rió junto a sus acompañantes.

El “aleonado” partido del Chueco Ponce

Tomaba la botella de agua, la lanzaba al suelo, la volvía a tomar. Miguel Ponce se veía ansioso, con ganas de que sus pupilos se llevaran los puntos. Alegaba a los árbitros, se paseaba de un lado a otro, se hincaba, alzaba las manos, aplaudía. Vivió todas las emociones en 90 minutos. Parecía un león enjaulado de tanto que se movía.

El retorno de Fabián Monilla

El defensa de Universidad Católica que se lesionó durante el debut con Croacia y salió con lágrimas de la cancha volvió a vestir la roja para el triunfo ante Estados Unidos. Estuvo rápido en el cruce, atento en las jugadas, evitó algunos contragolpes de los norteamericanos y dio órdenes a sus compañeros del área. En el segundo tiempo detuvo un lanzamiento que iba directo al arco y salvó a Chile del empate. Buen retorno de Monilla a la Rojita Sub 17.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo