Diego Rojas dio pasos de grande en la UC y se convirtió en el Jugador Revelación 2015

El 10 de Católica mostró a nivel profesional aquel talento por el que es sindicado como una de las esperanzas del fútbol chileno. Eso sí, tiene una cuenta pendiente con la regularidad.

Por

El Gráfico Chile

La promisoria cantera de Universidad Católica se ha caracterizado por entregarle importantes talentos a nuestro medio en el último tiempo y por lo mismo hay mucha atención depositada en aquellos que se han lucido en las inferiores de la UC como el caso de Diego Rojas, quien en 2015 mostró a nivel profesional aquellas condiciones que le han valido ser sindicado como una de las principales promesas del fútbol chileno. Por ello, el antofagastino se quedó con el premio al Jugador Revelación de los Premios El Gráfico Chile.

El galardón, que busca condecorar a aquellos jovenes que hacen sus primeras armas en el profesionalimo, cayó en esta ocasión en el 10 de la UC, quien para muchos ya era un nombre más que conocido en el contexto de nuestra competencia, sin embargo fue durante el presente año en el que cuajó actuaciones sobresalientes, a la altura de lo que se espera para un jugador de su proyección.

Debutó en 2013 en el primer equipo cruzado y ese mismo año jugó el Sudamericano Sub 20 con apenas 17 años, en el que obtuvo los boletos al Mundial de Turquía 2013 con la Rojita. Sin embargo ahí vivió su primera gran amargura, pues una lesión lo borró de la lista de Mario Salas.

Volvería a reencontrarse con el Comandante, pero en San Carlos de Apoquindo, lo que sería fundamental para dar el gran salto. Se puso la 10 de la UC y durante el primer semestre desplazó al histórico Darío Bottinelli de la titularidad. ¿Una actuación a destacar? El rotundo triunfo 3-0 de Católica sobre Colo Colo en el Monumental en el Clausura 2014-2015, en el que Rojas se matriculó como la gran figura con dos asistencias y una conducción que desarmó la resistencia colocolina.

Para el segundo semestre, Salas lo proyectó como titular y en la primera fecha del Apertura fue clave al anotar un tanto en el triunfo 2-0 sobre Iquique en el Tierra de Campeones. Con ese arranque se podía pronosticar otra buena mitad de año, pero las lesiones y la falta de regularidad futbolística le pasaron la cuenta al jugador nacido el 15 de febrero de 1995.

Por estos días debe luchar desde la suplencia por hacerse un lugar, ya que el experimentado Carlos Espinosa tomó su puesto en el once, sin embargo este presente no empaña en nada el año en el que Rojas respondió a las expectativas y demostró que el pequeño puede estar a la altura de un grande.

“Primera vez que recibo un premio así. Me pone contento, porque el jugador de fútbol siempre busca que lo destaquen por sus actuaciones”, dijo el pequeño volante tras recibir el galardón.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo