Mejor central: Lanaro encontró las luces del éxito en Chile y sueña con vestirse de rojo

El zaguero de Universidad Católica fue elegido como uno de los mejores centrales en los Premios El Gráfico 2015. Tanto en Palestino como en la UC fue valor destacado.

Por

El Gráfico Chile

Con 29 años Germán Lanaro atraviesa la que por lejos es la mejor etapa de su carrera. Después de varias temporadas en la tercera categoría del fútbol argentino, en la Primera División chilena encontró las luces del éxito: primero siendo fundamental en una histórica campaña de Palestino y luego dando el salto a Universidad Católica, lo que le valió para ser elegido como uno de los mejores defensas en los Premios El Gráfico Chile 2015.

Llegó a mediados de 2014 al club árabe junto de la mano de Pablo Guede, quien fuera su DT en Nueva Chicago en la B Metropolitana. Y fue un aliado clave del técnico que en 2016 estará al mando de San Lorenzo, pues en el contexto de un esquema ofensivo, la solvencia de un buen zaguero resulta fundamental. Y así lo fue.

Si bien Palestino, en el concierto local, no reeditó en el primer semestre de 2015 lo que hizo en la segunda mitad de 2014, a nivel internacional tuvo una digna campaña en Copa Libertadores y destacó la eliminación del poderoso Nacional de Uruguay. Ahí Lanaro fue importante.

Esos buenos antecedentes convencieron a Mario Salas para llevarlo a la UC a mitad de año y endosarle una difícil misión: convertirse en el líder de la defensa que venía siendo el punto débil de la Franja, pero sobre todo del esquema del Comandante.

Y en base a un buen juego aéreo y una intensa entrega en cada disputa de balón, el futbolista que debutó profesionalmente en Huracán cumplió con las expectativas en la precordillera. Eso, más sus buenos registros en La Cisterna, llamaron la atención en Juan Pinto Durán y desde la ANFP ya ha habido contacto con el jugador.

Su abuelo es chileno y por ello pudo nacionalizarse. Hoy ya es chileno y siendo elegido en el Once Ideal del 2015 por El Gráfico Chile en el centro de la retaguardia junto al colocolino Julio Barroso, espera seguir escalando. La Selección o una revancha en Argentina podrían aparecer en su futuro.

“Hace un año y medio que estoy en Chile y en tan poco tiempo recibir un premio es algo que me llena de satisfacción. Las cosas en mi carrera no han sido muy fácil. Recién a los 29 estoy en un grande, pero tengo mucha hambre de lograr cosas nuevas”, señaló el zaguero al recibir el galardón en Matucana 100.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo