Full Destruction: el día que la lucha libre en Chile se vistió de gala

Hugo Savinovich, promotor de la cartelera que trajo al país a figuras de este deporte espectáculo de alcance global, comentó a El Gráfico Chile sus sensaciones tras finalizar el evento.

Por

Víctor Jaque

Algunos aprovecharon la oportunidad para sacar del ropero antiguas poleras inspiradas en personajes como Stone Cold o The Rock. Otros, por su parte, llevaban las remeras de las nuevas figuras del “entretenimiento deportivo”, mientras qur un grupo disfrutaba del espectáculo con sus hijos, tal como -muchos años- antes lo hacían frente al televisión para celebrar a Mr. Chile o La Momia.

El Teatro Caupolicán fue, como en el pasado, el escenario de la lucha libre en Chile. Tal como en esas grabaciones que circulan profusamente por la red, este espectáculo donde el talento nacional se mezcló con nombres conocidos a nivel global llevó a cerca de cinco mil personas por la euforia, alegría, sorpresa, emoción y rabia. Todo al mismo tiempo y comandado por Hugo Savinovich, quien tras el evento dialogó con Publimetro y analizó el presente de este deporte espectáculo a nivel local.

“Es una experiencia que yo quería darle a la gente de Chile, que me ha seguido por años. Les dimos la acción, la sorpresa, el drama. Dejamos encendida una mecha y aún WWE, con el monstruo que es, no logró. Esta noche (domingo) le dimos a la gente una oportunidad para que vieran a su lucha libre a otro nivel”, señaló

Su nombre -y sobre todo su voz- sigue ligado a la WWE, aunque lleva años alejado de la empresa que comanda Vince McMahon, para quien tuvo palabras de aprecio durante el show. A pesar que muchos asistentes se reconocían fanáticos de esta empresa, las pifias no tardaron en aparecer.

En bastidores, Hugo Savinovich cuenta con orgullo su próximo proyecto en el país. En marzo de 2016, Rey Mysterio encabezará un cartel bajo el nombre de “MysterioManía”: “Siento que hemos cumplido con traerle a la gente algo lindo, la mecha se ha encendido y ahora vamos más fuerte, para que en marzo sea un éxito”.

Por último, el creador del “Atángana” se despide y lleva al grupo de luchadores nacionales y foráneos -donde están Carlito, MVP y Jeff Hardy- por un estrecho pasillo del ex Teatro Colo Colo al vehículo que los llevará al hotel.

Antes, eso sí, aseguró que “yo sueño en grande y le quiero enseñar a los luchadores de Chile a soñar en grande, enterrar un pasado y vivir el presente. Soy exigente pero doy oportunidades. La pasión están en ellos (los luchadores chilenos), pero faltaba alguien como yo que les diga ‘vamos, tú puedes"”.

Por San Diego, casi simultáneamente, muchachos con poleras negras y familias provistas de todo tipo de merchandising caminan hacia La Alameda, perdiéndose con quienes vieron un desfile navideño.

GRAF/CS

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo