El Gráfico Chile

El complicado andar de los técnicos que asumieron de urgencia en los candidatos al descenso

Beñat San José, Miguel RIffo Jaime Vera y Miguel Ramírez llegaron a mediados del Apertura para rescatar a equipos que estaban complicados en puntaje, pero han tenido una difícil labor.

El Gráfico Chile

PUBLICIDAD

El torneo de Clausura está recien comenzando y sólo se han disputado dos fechas. Sin embargo, los dos partidos del presente torneo, sumado a las quince fechas del Apertura, ya permiten tener un panorama de la tabla general acumulada y hay cinco equipos que se posicionan como candidatos al descenso: San Marcos de Arica, Deportes Iquique, San Luis, Unión La Calera y Deportes Antofagasta.

Recomendados:

Mientras San Marcos (18), Deportes Iquique (18) y Unión La Calera (15) se están salvando por poco del descenso, San Luis (14) y Deportes Antofagasta (12) son los equipos que, disputados 17 partidos de la temporada 2015/2016, están perdiendo la categoría. Ahora, con 13 encuentros por delante, los equipos se tendrán que jugar la vida para salvarse y quedarse en Primera.

Y los que cargarán con toda la presión en estos equipos son los técnicos, más aún si fueron contratados de urgencia a mediados del Apertura para salvarse del descenso. Luego de paupérrimos comienzos con los anteriores estrategas, los dirigentes tomaron la decisión de hacer un cambio y confiaron en un enroque en la banca para repuntar y salir de la zona de fondo. Al menos, así fue el panorama para San Luis, Deportes Antofagasta, Unión La Calera y Deportes Iquique.

Uno de los que recibió el equipo de peor forma fue Miguel Ramírez, quien llegó a San Luis con el triste registro que había dejado el renunciado Mario Sciacqua: colista con un punto en 6 partidos. Pese a perder los dos primeros partidos que dirigió , ante Colo Colo y Universidad de Concepción, el panorama mejoraba y en los cinco partidos siguientes obtuvo cuatro victorias, entre las que destacó el 6 a 2 a palestino, y sumó sólo una caída más. 12 puntos que hacían ilusionar a los hinchas canarios con subir en la tabla general acumulada, pero que nuevamente se están viendo complicados, ya que, tras esa racha, han sumado tres derrotasy un empate.

En total, Ramírez registra un 51,5% de rendimiento en los 11 partidos que ha dirigido y suma 4 victorias, cinco derrotas y un empate, con 15 goles a favor y 13 en contra. Pese a aún estar en zona de descenso directo, Cheíto es el técnico que llegó de urgencia con el mejor porcentaje.

Caso completamente distinto es el que vive Miguel Riffo en Unión La Calera. El ex ayudante técnico de Héctor Tapia en Colo Colo llegó para reemplazar a Ariel Pereyra, quien fue despedido por alinear seis extranjeros en cancha, y no ha tenido una buena campaña. El ex zaguero tomó el equipo con siete puntos en ocho partidos (29,1% de rendimiento) y tenía una difícil labor por delante en su debut como técnico.

Labor que le ha traído más de una complicación y donde no ha podido mejorar la imagen dejada por el Fantasmita. En los nueve partidos que ha dirigido, Riffo tiene ocho puntos y un pésimo rendimiento de 29,2% con 2 victorias, 2 empates y cinco derrotas, además de recibir 16 goles y anotar diez. El complejo panorama queda reflejado en el inicio del Clausura, donde han recibido ocho goles en dos encuentros (derrota por 4 a 0  ante O’Higgins y 4 a 1 ante la UC) y son colistas sin puntos.

«Quiero aclarar que yo soy el responsable de todo esto. Unión La Calera viene hace un tiempo peleando el descenso pero yo confío en la capacidad de todo el plantel para levantarse y mejorar esta situación», señaló un confiado Riffo tras caer por 4 a 1 ante los cruzados en la segunda fecha del Clausura.

Por su parte, el panorama de Beñat San José en Deportes Antofagasta era muy parecida al de Miguel Ramírez en San Luis. El español tomó a los Pumas con sólo dos puntos en seis partidos, lo que llevó a la renuncia de José Cantillana, y tenía que levantar a un equipo hundido en la tabla si quería salvar del descenso.

El hispano no mejoró el funcionamiento del equipo nortino y en los 11 partidos que ha dirigido tiene 2 victorias, 4 empates y cinco derrotas, con 16 goles en contra y 10 a favor. Un rendimiento de 30,3% que los mantiene como colistas de la tabla general acumulada y serio candidato a perder la categoría.

El último caso de los técnicos que asumieron de urgencia para levantar a un equipo que parecía tener todo perdido es el de Jaime Vera. El Pillo tomó el cargo de Nelson Acosta, quien se fue lleno de críticas y bajo las pifias de los hinchas, cuando Deportes Iquique sumaba seis puntos en seis partidos.

El panorama de Vera era mejor que el Miguel Ramírez y Beñat San José y su presentación ha estado en la mitad del rendimiento de los otros candidatos al descenso, valiéndose de los empates para avanzar en la tabla general acumulada. El técnico de los Dragones Celestes ha dirigido 11 partidos y tiene 12 puntos sumados, con 2 victorias, 6 empates y 3 derrotas, sumando un 36,3% de rendimiento.

Caso completamente diferente es el que vive San Marcos de Arica. Aunque su técnico titular para la temporada 2015/2016 siempre ha sido Marco Antonio Figueroa, una sanción de 12 partidos tuvo a Alejandro Hisis dirigiendo en los primeros doce partidos del Apertura y mostró un buen nivel, sumando 17 puntos con un rendimiento de 47,2% de rendimiento.

Luego de esos doce encuentros, sería el turno del Fantasma de sentarse en la banca y el equipo caería drásticamente. Cuatro derrotas al hilo hicieron bajar a los Santos en la tabla general acumulada y sólo en la pasada segunda fecha del Clausura pudieron sumar su primer punto (empate sin goles ante Cobresal) con Figueroa en la banca.

Panoramas similares para los técnicos que llegaron por urgencia a salvar a un equipo del descenso y que a fin de la temporada se verá quién tuvo éxito y quién no.

GRAF/GP

Tags


Lo Último