El crudo ciclo socioeconómico de Venezuela que tiene en crisis a su Federación de fútbol

Una inflación del 180% durante el 2016 tiene al país caribeño sumido en una crisis que salpica hasta la compañía del petróleo, principal sustento del país y de la FVF.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff – enviado especial a Barinas, Venezuela

No salir nunca solos a la calle es la principal indicación que existe para los turistas que llegan a cualquier ciudad de Venezuela. Tanto en Caracas como en Barinas, la inflación que alcanza el 180% durante este 2016, ha devaluado la moneda local de una manera sin precedentes, y ha permitido el aumento de la delincuencia en el país.

Con ese escenario, el gobierno de Nicolás Maduro ha dispuesto una mayor cantidad de militares en las calles, quienes son los soberanos de la sociedad y controlan el flujo común de las ciudades.

A pesar de eso, la devaluación del bolívar no se ha detenido durante toda la era Chavista (desde el gobierno de Hugo Chávez hasta ahora) y alcanza niveles de 615% desde los años 90 hasta la fecha. Esto ha hecho decrecer la popularidad del actual gobierno y renacer la esperanza de la oposición de poder revertir la delicada situación económica del país.

El principal discurso de la derecha venezolana es fortalecer nuevamente a Pedevesa, la industria petrolera de Venezuela, que por años ha sido el motor de la economía de ese país. Pese a que el petróleo sigue siendo la piedra angular del Producto Interno Bruto nacional, ha ido a la baja igual que el PIB, y eso ha influido directamente a la Federación Venezolana de Fútbol (FVF).

“El principal problema de la Federación es que cobra a los patrocinantes en bolívares y la moneda pasa por una crisis de devaluación. Mil bolívares es un dólar entonces, aunque la Federación gane en bolívares, no le alcanza el presupuesto para sostenerse en dólares y a eso se suma que Pedevesa no ha pagado y por ello está muy apretada, ya que si tiene una entrada a tres dólares no es rentable”, relata el periodista Agustín Rodríguez a El Gráfico Chile.

En Venezuela se manejan las divisas desde el gobierno para las empresas, excepto la estatal Pedevsa que es la que adeuda los fondos para una Federación que confía en ellos como su principal sponsor.
Teniendo eso como antecedente, la propuesta del presidente de la FVF, Laureano González, es jugar fuera de Venezuela para obtener divisas extranjeras que le permita recibir más dinero en dólares que lo que podría ganar con partidos organizados en los estadios venezolanos.

En noviembre pasado toda esta crisis derivó en que figuras de la selección Vinotinto como Oswaldo Vizcarrondo, Salomón Rondón, Luis Manuel Seijas, Nicolás “Miku” Fedor, entre otros, decidieran renunciar al equipo que dirige Noel Sanvicente, pero que decidieron volver para esta doble fecha de Clasificatorias donde empataron 1-1 frente a Perú, y en la que jugarán con Chile en Barinas el próximo martes 29 de marzo.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo