La furia de los tenistas en Roland Garros continúa: "Esto es un circo, un gran circo"

Ahora fue el turno de Thomas Berdych quien explotó cuando el juez decidió suspender por algunos minutos el duelo ante Novak Djokovic por lluvia.

Por

El Gráfico Chile La lluvia ha causado verdaderos estragos en Roland Garros. La precipitaciones que han afectado a París han mermado la regularidad del Grand Slam que culmina este domingo, desatando el fastidio de algunos tenistas quienes se han sentido perjudicados por la reprogramación y paralización de sus partidos. En la jornada de miércoles el primer en lanza la piedra fue David Ferrer. Los jugadores son los que menos ha importado a la organización. Ellos cobraron su dinero, habrá a quién le parezca bien o no, a mí me parece una estafa. Las condiciones no eran idóneas, la pista sobre todo, por suerte nadie se lesionó. Me parece increíble que en un torneo histórico no tenga un par de pistas cubiertas, con lo que llueve en París. Me parece ridículo”, disparó el español tras caer frente a Tomas Berdych en octavos de final. Y precisamente fue el checo quien este jueves en pleno tercer set contra Novak Djokovic pegó el grito en el cielo luego que el juez del partido decidiera suspender las acciones por unos minutos a causa de la lluvia. “Esto es un circo, un gran circo”, gritó el número 7 del mundo.La paralización lo terminó perjudicando, porque en la reanudación, Djokovic rompió el servicio, se puso 4-3 y encauzó el partido a la victoria. GRAF/RR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo