La "Copa América" de la Hípica también define sus finalistas

Si las semifinales de la Copa se tuvieran que definir con los mejores purasangre de la generación los papeles cambiarían drásticamente. Estados Unidos tomaría el favoritismo y Chile una posición expectante.

Por

Javier Rios R.

La Copa América Centenario acapara todas las miradas de los fanáticos en su recta final y en los hipódromos de todo el continente, las pantallas gigantes, le brindan un espacio singular al espectáculo futbolístico.

La Hípica y el fútbol han estado íntimamente ligadas por su raigambre popular, así como por la pasión de los fanáticos, que todos los años comparan sus competencias, defendiéndolas a brazo partido para ser los mejores de este deporte.

En ese afán, en Publimetro escuchamos la voz del pueblo y planteamos la comparación entre los cuatro países semifinalistas: Chile, Colombia, Argentina y Estados Unidos, con sus mejores exponentes de este año y que se proyectan para ser los mejores de la generación actual.

Mientras Arturo Vidal deja todo en la cancha representando a la Roja, en los tiempos libres se informa del acontecer de sus caballos del stud “Alvidal”, sin embargo, el mejor exponente  de esta generación pertenece al stud “Viejo Perro”, que con el ejemplar “Big Daddy” ha se mantiene invicto desde su llegada al Hipódromo Chile y amenaza con quedarse con todos los lauros. Entre las yeguas y tras su triunfo en la Tanteo de Potrancas, “Dominga Feliz“, amenaza su reinado, al que también aspiran “Honrada Soy” y “Full of Luck“, ejemplares que buscarán este fin de semana unirse a la Roja de la hípica chilena.

Sin embargo, a diferencia de lo que se puede hacer en las canchas de fútbol, en el turf el favoritismo estaría en dos gigantes de la actividad: Argentina y Estados Unidos.

En el país trasandino, se vive la pasión del Turf cada semana y son varios los exponentes que quieren tomar la posta de “Hi Happy“, el sensacional caballo que el año pasado se quedó con el GP Carlos Pellegrini, el GP Nacional y el GP Jockey Club entre otros logros, que lo transformaron en el Caballo del Año en el país trasandino.

En la generación de tres años, la yegua “Seresta“, con triunfos en el GP Estrellas Juvenile Filies y el Clásico Derli Gomez, entre otras victorias, además de Touareg en los machos, vencedor en el GP Montevideo (G1) , asoman como sus notables substitutos.

Pese a su buen momento, los buenos caballos antes nombrados, poco tendrían que hacer en un enfrentamiento contra el gigante del Norte. En Estados Unidos, “Nyquist“, flamante ganador del Preakness Stakes, se transforma en el capitán de la selección de caballos yankee; en el que “Exaggerator” es la estrella por su triunfo en el Kentucky Derby y “Creator” es el gran tapado tras su triunfo en el Belmont Stakes.

Para estas soñadas semifinales, el invitado de piedra sería Colombia que tras el cierre del Hipódromo de Guarne en Antioquia, por el año 2006, sus criadores decidieron exportar los purasangre a Panamá. Un triste panorama que amaga cambiar el Hipódromo el Rosal que decidió abrir sus puertas a los seguidores este año, y con siete carreras a la semana ya está de vuelta en el corazón de los bogotanos.

Su producción eso sí, es baja y sin mucha competencia, aunque los fanáticos deliraron como si estuvieran en los mejores centros hípicos del mundo ante el triunfo de “Admiral Nelson” en una carrera de 1600, que marcó la última jornada de junio.

Así es como se vive la hípica en todo el continente, derrochando pasión, más allá de las diferencias en instalaciones e inversión. Porque ha diferencia del fútbol, la competencia sana se hace efectiva en busca del fin de la actividad: gozar la magia de llegar primero a la meta.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo