La influencia y "punto de inflexión" que significó Massú en la carrera de su equipo de Davis

El Vampiro le ha dado la confianza a su joven camada de tenistas, y formado una relación muy estrecha con cada uno de sus jugadores que se devela en cada partido copero.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff – enviado especial a Iquique. El capitán del equipo chileno de Copa Davis, Nicolás Massú, vivió un fuerte golpe en su inicio como el líder de la escuadra nacional cuando cayó frente al sorprendente Barbados por 3-2. Ese duro revés lo hizo descender a la Zona II Americana, y replantear lo que quería hacer con Chile a futuro. Con ese escenario aparecieron los nombres de Hans Podlipnik y Nicolás Jarry, para reformular un elenco que necesitaba de su nueva generación. A ellos el Vampiro les dio toda su confianza para sacar adelante a nuestro país en la Davis, y pese a que su ranking no era de los mejores, pudieron sacar de los “potreros” a Chile, y muchos vivieron un nuevo aire profesional. Y es que la influencia del campeón olímpico es extremadamente relevante para ellos. Mucho más intensa y cercana que cualquiera de las relaciones que haya tenido el conjunto nacional, con alguno de sus capitanes, según revelaron a El Gráfico Chile desde el equipo. La motivación que les entrega Massú es para que crezcan como tenistas, enmarcado en un “espíritu” luchador que los hizo relanzarse en el circuito ATP. “El Nico para mí ha sido muy importante en mi carrera estos dos últimos años. Hay muchos puntos de inflexión en que he podido subir en mi ranking, y todo ha sido luego de la Copa Davis. Él influye mucho, es un gran motivador, y eso hace cada vez más estrecha nuestra relación. Nos llevamos bien dentro de la cancha y se enfoca en mis desafíos a afrontar”, apuntó la raqueta número uno de Chile, Gonzalo Lama (162°). El caso del León no es el único. Antes de ser llamado a la escuadra de Massú y el Chino Ríos, Jarry pensó en dejar el tenis profesional y dedicarse a los estudios. Algo que cambió luego de ser llamado al equipo nacional. “Nico pasó por una etapa en la que no sabía si iba a seguir jugando al tenis porque tenía la posibilidad de irse a una Universidad en Estados Unidos y cuando se fueron cerrando esos temas, él decidió dedicarse al profesionalismo”, contó el ex entrenador del Príncipe, Walter Grinovero. Misma situación que H-Pod, quien tras sus largos “mochileos” ha confesado abiertamente que pensó muchas veces en dejar todo, pero que el tenis pudo más que él. Su nominación al equipo, y su medalla de oro en los Panamericanos, fueron el premio al esfuerzo que recuperó gracias al Nico, y a la confianza que le entregó, pese a no ser de la “camada joven de renovación”, que él quería para revitalizar a Chile. “Es difícil hablar de la importancia que tiene el Nico porque pasamos tantas cosas. Nicolás nos ha bancado tanto y el Chino también, pero hoy se dio una cosa muy especial y es que estábamos jugando con todo lo que tenemos dentro, con toda nuestra energía y nuestro capitán es como esté jugando con nosotros. Saltó de la silla, quedó afónico, estuvo todo el tiempo con una calma increíble. El Nico y el Chino están todo el partido apoyándonos”, respondió Podlipnik a El Gráfico Chile. “Además de eso, tener este tipo de jugadores que han sido top ten; el Chino número uno del mundo y el Nico medallista olímpico ¿Qué más podemos pedir de tener el staff que tenemos?”, cerró H-Pod luego de responder nuevamente a la confianza de Massú y darle un punto de vital importancia a la serie ante Colombia. Los “regalones” del Vampiro respondieron. GRAF/FLB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo