Más problemas en Río: Detienen a sospechoso de terrorismo y desbaratan red de prostitución

Los hechos se suman a los problemas que ha presentado la Villa Olímpica durante esta semana.

Por

EFE La Policía brasileña confirmó que detuvo en Río de Janeiro a otra persona por sospechas de simpatías con grupos terroristas, cuando falta casi una semana para la inauguración de los Juegos Olímpicos. La detención sigue a otras doce realizadas hace diez días en el marco de investigaciones sobre la supuesta actividad de terroristas que pudieran planificar atentados durante el mayor evento deportivo del planeta, que será inaugurado en Río de Janeiro el próximo 5 de agosto. Según las autoridades, el sospechoso fue identificado como Chaer Kalaoun, brasileño de 28 años, descendiente de libaneses y de religión musulmana, a quien se le atribuye haber escrito mensajes en las redes sociales en que los que manifestó alguna simpatía con grupos terroristas. La semana pasada, el Ministerio de Justicia de Brasil informó de la detención de doce personas, todos brasileños, que supuestamente formaban lo que fue calificado como “célula” terrorista “aficionada” y “desorganizada”. Según las autoridades, esas personas intercambiaban mensajes en las redes sociales en los que exaltaban al Estado Islámico (EI) e incluso buscaban adquirir armas a través de vendedores clandestinos que operan en Paraguay. Desbaratan red de prostitución En tanto, también se desbarató una red de prostitución que operaba en un edificio próximo al Parque Olímpico de Río. El grupo usaba las redes sociales para captar a jóvenes y adolescentes con pocos recursos con la falsa promesa de convertirlas en modelos, actrices o cantantes, según informó la Policía Civil en un comunicado. “Deseo ardiente de ser modelo, actriz o cantante”, “dispuesta a seguir un entrenamiento profesional rígido” y “talento” eran algunos de los requisitos que se pedían en las redes sociales para atraer a las jóvenes. De acuerdo con la investigación, las víctimas eran alojadas en un edificio de Barra de Tijuca, un barrio situado en la zona oeste de Río de Janeiro que concentra las principales instalaciones de los Juegos Olímpicos, que comienzan la próxima semana. La Justicia decretó prisión temporal contra los dos cabecillas de la red, identificados como Jonathan Alves Mendes, de 24 años, y Marcio Garcia de Andrade, de 33 años, quienes fueron acusados por los delitos de asociación criminal y explotación sexual. GRAF/FLB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo