Las imperdibles historias humanas que se darán cita en Río 2016

Desde refugiados de guerra hasta la presencia de un alto militar norcoreano. Los Juegos Olímpicos tendrán de todo en tierras brasileñas.

Por

El Gráfico Chile En los Juegos Olímpicos cunden las historias de gloria para contar. A través de la historia numerosos han sido los deportistas que han cruzado la línea de meta en primer lugar, subiendo a lo más alto del podio con la medalla de oro colgando de su cuello. Sin embargo, en cada edición siempre hay historias dignas de contar, donde más allá de la competencia prima el espíritu olímpico del deporte. Estas son las emotivas y curiosas historias humanas que se darán cita en tierras brasileñas. Arabia Saudí y sus primeras cuatro mujeres Tras haber participado en los 800 metros en Londres 2012, Sarah al Attar se convirtió en la primera mujer saudí en participar en unos Juegos Olímpicos. En Río, el reino árabe aumentará la participación femenina en la cita y llevará a Brasil a cuatro mujeres deportistas. Las cuatro mujeres y siete hombres que componen la delegación saudí llegaron hace unos días a Río de Janeiro y se mantienen totalmente alejados de los medios. Attar fue ovacionada en Londres 2012 cuando cruzo la línea de meta durante la prueba de 800 mts. (Getty Images). Además de Attar, ahora con 23 años, y que competirá en el maratón femenino, Arabia Saudita tendrá la participación de la judoka Wujud Fahmi, la tiradora de esgrima Lubna al-Omair y la corredora de 100 metros Cariman Abu al-Jadail.Ninguna se clasificó directamente para sus competiciones, pero tomarán parte invitadas por el Comité Olímpico Internacional (COI). Cabe consignar que las mujeres afrontan numerosos obstáculos a la hora de competir en deportes en Arabia Saudí, donde tienen que cubrirse de la cabeza a los pies cuando están en público. La nepalí que competirá con 13 años Nepal se convertirá en el país que acuda a una cita olímpica con la deportista más joven de la historia. Se trata de la nadadora Gaurika Singh quien competirá en Río de Janeiro con 13 años y 255 días. “Es bonito, aunque un poco irreal también”, afirmó Singh, que el domingo 7 de agosto participará en la prueba de 100 metros espalda. Pero la historia de Singh esconde un drama no menor. En 2015, junto a su familia, sobrevivió al terremoto que devastó a Nepal y dejó cerca de 9 mil muertos. “Fue terrorífico, aunque afortunadamente donde vivía era un edificio nuevo y no se derrumbó como los otros”, señaló la nadadora que vive en Inglaterra. Entre su palmarés, Singh este año nadó los 100 metros espalda en el Mundial en Kazán y ganó cuatro medallas (tres de bronce y una de plata) en los Juegos del Sur de Asia el pasado mes de febrero en India. El tenista y “gansgter” de 43 años que irá por sus 7º JJ.OO El indio Leander Paes lleva el olimpismo en la sangre. A sus 43 años, disputará en Río sus séptimos Juegos consecutivos, un nuevo récord. El tenista, hijo de padre medallista de bronce en hockey sobre césped y de madre capitana del equipo de básquetbol, llega a Brasil con las expectatvas de cerrar en lo más alto su carrera deportiva. Paes tenía 19 años cuando participó por primera vez en Barcelona ’92. En Atlanta 1996 conquistó el bronce en singles y cuatro años después, en Sydney, fue el abanderado de India en la ceremonia inaugural. También dijo presente en Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012. Para Río, la federación india de tenis decidió que Paes (61º en dobles) formará pareja con Rohan Bopanna. Paes es además un luchador. En 2003, volvió a las canchas tras pasar seis meses de baja por lo que se creía inicialmente que era un tumor cerebral, aunque fue finalmente un abceso. Fuera del tenis, el longevo hizo de gángster en un film de Bollywood, “Rajdhani Express”, en 2013. El primer equipo de refugiados de la historia Diez atletas compondrán el primer equipo de refugiados de la historia de los Juegos Olímpicos. Desde Yusra Mardini, una nadadora adolescente de Siria, que cruzó el Mediterráneo desde su país en una pequeña embarcación en mal estado, hasta Popole Misenga, que pasó ocho días escondido en un bosque para escapar a las luchas sangrientas del Congo, cada uno de los deportistas refugiados ha superado situaciones dantescas para mantener vivo su sueño olímpico. Mardini, de 18 años, expresó su felicidad este sábado por su participación en Rio, donde competirá en los 100 metros mariposa y los 100 metros libres. “Es verdaderamente un honor para mí estar aquí”, afirmó. A Mardini se unió otro nadador sirio, Rami Anis, quien huyó de su país en 2011 para evitar ser reclutado por el ejército, llegando a Bélgica desde Estambul en octubre del pasado año. “Siento un poco de tristeza de no estar participando como sirio. Estamos representando a gente que ha perdido sus derechos humanos y se está enfrentando a injusticias”, expresó. Yusra Mardini promete hacer historia en Río (Getty Images) Para el judoca congoleño Misenga, las consecuencias del devastador conflicto en su familia han ido muy lejos. El deportista de 24 años rompió a llorar cuando fue preguntado sobre el mensaje que enviaría a través de su participación olímpica: “Tengo dos hermanos a los que no he visto en años. No recuerdo sus caras. Quiero enviarles abrazos y besos. Estoy aquí en Brasil participando y espero poderlos traer un día a vivir conmigo en este país”, señaló. La lista la componen: Yusra Mardini, Anjelina Nadai, Yiech Pur Biel, Popole Misenga, Yolande Mabika, Rami Anis, Yonas Kinde, Rosa Nathike, James Nyang y Paulo Amotun. Los cinco atletas de Sudán del Sur Los cinco atletas sursudaneses del primer “equipo de atletas olímpicos refugiados” esperan que su participación en Rio-2016 contribuya a los esfuerzos de paz en su país asolado por la guerra. Compuesto por tres hombres y dos mujeres, los deportistas competirán en las pruebas de atletismo. “Es tan triste ver cómo nuestro país decae cuando tendría que ir hacia adelante”, declaró James Nyang Chiengjiek, inscrito en los 400 metros planos. “Espero que nuestros dirigentes se apoyen en nuestra participación en los Juegos para llevar la paz a nuestro pueblo, porque el deporte fue durante mucho tiempo considerado como un factor de unidad”, agregó James. (AFP). Piech Bur Biel es otro de los refugiados sursudaneses que dirá presente en Río. “Tal vez no soy un buen corredor ahora pero mi deber es regresar (a Sudán del Sur) y hacer emerger a nuevos talentos en mi país”, reveló el atleta de 21 años. Sudán del Sur, que fue reconocido por el COI en 2015, estará igualmente representado por primera vez en los Juegos Olímpicos de Rio por al menos dos atletas. La presencia militar de Corea del Norte Las autoridades de Corea del Norte enviaron una delegación política de alto nivel para asistir a los Juegos Olímpicos de Rio, anunció Pyongyang por medio de un comunicado, a pesar de las intensificadas sanciones que pesan sobre el país asiático. Esta delegación estará liderada por Choe Ryon-Ha, un dirigente del régimen cercano a Kim Jong-Un y tendrá a 30 deportistas en competencia, con la halterofilia como principal opción de medalla. (Getty Images). El país participó en nueve olimpiadas de verano desde los Juegos de Munich ’72, pero sólo ha podido conquistar 14 medallas en total. Los norcoreanos consiguieron su mejor resultado en Londres 2012 con cuatro medallas de oro, tres en halterofilia y una en judo. El año pasado, en una carta dirigida a los deportistas, les había exhortado a inspirarse en tácticas de “la guerrilla” para impulsar al país al frente de la escena deportiva internacional. El líder supremo había explicado su deseo de convertir a su país en una potencia deportiva “en unos años”. GRAF/RR  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo