Thiago Braz, atletismo

El brasileño se quedó con el oro en el salto con garrocha con récord olímpico incluido.

Por

El Gráfico Chile

Tan inesperada como emocionante. Así fue la medalla de oro conseguida por Thiago Braz en el salto con garrocha, la primera para Brasil en el atletismo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Contra todos los pronósticos, el saltador local se impuso al francés Renaud Lavillenie, campeón olímpico en Londres 2012. Con un brinco de 6,03 metros, el garrochista anfitrión superó los 5,98 del galo.

Imagen foto_0000000220160817102113.jpg

 

Fue una definición no apta para cardiacos. El europeo no había fallado ningún salto, mientras que el sudamericano se la jugó con la marca que finalmente le dio el título, la cual, de paso, le sirvió para establecer un nuevo récord olímpico.

Imagen foto_00000003

Con el público en contra, el vigente monarca intentó sobrepasar el registro y alcanzar los 6,08, pero no pudo, desatando la euforia entre los espectadores. “Es increíble. La primera vez que supero los seis metros. Mi país quería que ganara”, expresó el vencedor, que previamente “sólo” había llegado a 5,93.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo