La efusiva arenga con la que Bolivia despidió su noche mágica en el Monumental

"¡Que viva Bolivia!", fue el estruendoso grito con el que la selección visitante terminó su periplo en Chile y comenzó su viaje de regreso a su país.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff  Más de una hora estuvo en su camarín del Estadio Monumental la selección de Bolivia el pasado martes. Luego del empate 0-0 frente a la Roja, el combinado visitante disfrutó de música movida y desde de las afueras de los vestidores se escuchaba mucha alegría y festejo.  Con ese escenario, y cuando la gran mayoría de los jugadores chilenos ya habían dejado el recinto de Macul, fuera del camerino visitante se escuchó un estruendoso: “¡Que viva Bolivia!”. Y es que la felicidad era total en un equipo con el nuevo técnico Ángel Guillermo Hoyos, y donde se ha destacado la unión de grupo por sobre todo.  “Hablamos en el camarín que estas dos fechas fueron fundamentales para Bolivia de cara al futuro, y hablamos de que Guillermo (Hoyos) pudo implementar su trabajo. Esperamos que las próximas fechas podamos demostrar lo mismo”, aseguró el delantero Marcelo Moreno Martins a El Gráfico Chile, y en base a lo que ocurrió en esa despedida de Pedrero.  “La unión es lo más importante que pasó en ese camarín. Uno solo no puede jugar, somo 11 jugadores más el cuerpo técnico con el que sufrimos, hemos salido casi roncos todos de emocionados porque se nos dio un empate que nos da motivación”, añadió el portero Carlos Lampe.  Bolivia sumó cuatro puntos de seis posibles en la doble fecha de las Clasificatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018, tras la victoria 2-0 frente a Perú como locales, y el 0-0 ante Chile en calidad de forastero.  GRAF/DE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo